Inicio > Uncategorized > ¿Cuándo y por qué los 33 mineros se convirtieron en noticia?

¿Cuándo y por qué los 33 mineros se convirtieron en noticia?

Mil quinientos periodistas de 34 países cubrieron en el desierto de Atacama el rescate de los 33 mineros chilenos. Según la televisión de Chile, mil millones de personas vieron salir a Florencio Ávalos, el primer rescatado. Más que la final de la Copa del Mundo de fútbol en Sudáfrica.

¿Cuándo y por qué se convirtieron en noticia los 33? ¿Fue debido a que sufrieron un accidente catastrófico en el que pudieron perder la vida, o porque sobrevivieron (con una inmensa dosis de fortuna que algunos se empeñan en llamar milagro) o porque obra del ingenio y la tecnología lograron rescatarlos sanos?

El caso invita a reflexionar sobre lo que los medios consideran noticia.

Cualquier manual básico dirá que noticia es un hecho novedoso o atípico de interés general, actual o reciente, que merece ser divulgado.

El derrumbe de la mina San José que dejó atrapados a los 33 mineros ocurrió el 5 de agosto.

Ese accidente reunía, por sí solo, las características que lo convertían en un hecho noticioso.

Sin embargo muy pocos medios de prensa del mundo le prestaron atención.

Gracias al archivo de noticias de Google se puede rastrear que las primeras informaciones sobre el derrumbe comenzaron a divulgarse al otro día en unos pocos diarios latinoamericanos y en algunos casos con el eje puesto en que debido al derrumbe, el presidente Sebastián Piñera debió adelantar su regreso al país desde Colombia, adonde había asistido para la asunción de su par Juan Manuel Santos.

En cambio diarios como The Guardian recién le prestaron atención al asunto el 22 de agosto, cuando una sonda llegó al refugio en el que se habían guarecido los mineros y sacaron la superficie el famoso mensaje “Estamos bien en el refugio los 33”. Lo mismo sucedió con The New York Times. Son dos de los diarios más grandes e influyentes del mundo. Capaces de marcar la agenda planetaria.

Centenares de medios apuraron el envío de sus periodistas a Copiapó cuando comenzó el show.

El periodista chileno Felipe Saleh escribió esta crítica columna en El Mostrador donde marca la diferencia entre lo que fue una cobertura con características de reality pensado para entretener al espectador y lo que es el periodismo.

Allí dijo: “No puede ser periodismo (…) si un reportero fogueado le pide a uno de los familiares que cuente un chiste, en vez de una infografía, por ejemplo, de los otros yacimientos que operan en condiciones similares al de Minera San Esteban y que el gremio de ingenieros y geólogos -del que se nutren silenciosamente algunos líderes de opinión convertidos en especialistas de un día para otro-, conoce perfectamente (…) Es televisión pura y no periodismo cuando en pantalla prefieren llamar a los mineros ‘héroes’ y no referirse a ellos como ‘víctimas’ de la precariedad laboral”.

Ahora los medios de prensa pagan miles de dólares por entrevistar a un sobreviviente, o se planifican películas con actores de fama hollywoodense.

Pero cuando las miles de toneladas de roca los sepultaron, pocos estuvieron ahí.

Share

Anuncios
Etiquetas:
  1. Cristina
    15 octubre 2010 9:20 en 9:20

    Muuy buen análisis. Ahora están algunos medios informando sobre accidentes en las minas que se llevan la vida de personas jóvenes. No solo en Chile sino también en otros países, la pregunta es, esto sirvió, también para que la población en general estemos mas informado sobre el tema, (condiciones laborales de personas en minas que extraen fortunas para las empresas) ¿ Sirvió para que tengamos mas información sobre la explotación minera y su incidencia en la economía de los países ? Para reflexionar en provincias como la nuestra o nuestro país, sobre la explotación minera y la falta de controles ? o el show mediático lo pone en un escenario casi banal donde la mirada esta centrada en la “suerte” de estas personas que ahora les ofrecen dinero para las entrevistas en la tele ? y que cobraran millones por el seguro, etc. Etc. La capacidad de banalizar casi todo. Si estas personas, victimas de la explotación minera, sobrevivieron quizá debería ser para dar testimonio sobre la condición de trabajo en las minas, como mínimo y en esto los medios deberían ser los propaladores de esas reflexiones. Ahora bien, esas reflexiones, serian noticia de acuerdo a la definición expuesta en el post ¿?.

  2. Monica Perez
    16 octubre 2010 8:55 en 8:55

    No estaban todos, pero estaba el más importante: “No fuimos 33, sino 34; Dios está con nosotros”, escribió en una de sus cartas Jimmy Sánchez. Y sí fue un milagro, Dios es Dios de lo imposible, lo posible lo hicieron las personas, lo imposible que fue mantenerlos esperanzados, vivos y organizados lo hizó Dios, porque del 5 de agosto al 22 de agosto no sabian si los iban a rescatar o si ya los habian dado por muertos. Y la verdad es lo que dice la Biblia y que los mineros reprodujeron en sus camisetas: “Porque en sus manos están las profundidades de la tierra. Y las alturas de los montes …son suyas. De Él es la honra y la … gloria”. Basado en el Salmo 95:4. No esperes una situación límite. Busca a Cristo ahora”. “Gracias Señor”

  1. 15 octubre 2010 8:58 en 8:58
  2. 15 octubre 2010 9:14 en 9:14

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: