Inicio > Uncategorized > Pasó cinco días preso por un “error administrativo” de la justicia

Pasó cinco días preso por un “error administrativo” de la justicia

Hay quien dice que a una sociedad se la puede conocer por el modo en que trata a los presos. Aquí hay una pequeña muestra; esta nota la escribí para “Río Negro”:

Debido a un “error administrativo” de la justicia, un hombre estuvo cinco días preso pese a que había sido excarcelado. La situación se descubrió de casualidad, cuando la madre llamó para preguntar por el paradero de su hijo.

El hecho ocurrió la semana pasada aunque recién trascendió ayer. De manera oficial ante una consulta de este diario, la Cámara Criminal Primera lo atribuyó a un error administrativo.

El lunes 29 de noviembre se realizó una audiencia preliminar en esa Cámara, presidida por Luis María Fernández, en una causa por un robo calificado cometido en Rincón de los Sauces. Los imputados eran dos hermanos oriundos de esa ciudad.

Uno de los hermanos estaba en libertad y el otro con prisión preventiva. La audiencia preliminar, como su nombre lo indica, fue para definir cuestiones previas al juicio.

En esa oportunidad uno de los hermanos, el que ya estaba en libertad, fue sobreseído. En cuanto al otro, el defensor Pedro Telleriarte pidió que lo excarcelen hasta la fecha del juicio oral, que se realizará el año que viene.

En votación dividida, la Cámara aceptó la solicitud y dispuso la inmediata libertad.

Sin embargo esa disposición nunca se cumplió. Para colmo el imputado no fue devuelto a la comisaría de Rincón, donde cumplía la prisión preventiva, sino que lo enviaron a la Unidad 11 del Parque Industrial, en esta capital, cuyas condiciones son más rigurosas.

El hombre nunca se quejó, quizá porque no comprendía cuál era su situación y no sabía que tenía derecho a estar en libertad, quizá porque es de esas personas privadas de su libertad que temen hacer reclamos ya que eso en general, termina perjudicándolos.

Así pasaron cinco días. El viernes 3 de diciembre la madre del acusado se comunicó con el defensor para preguntarle por el paradero de su hijo, y así se descubrió el “error administrativo”.

Según las fuentes consultadas, a toda prisa se confeccionó un oficio comunicándole al jefe de la Unidad 11 que debía dejar en libertad al hombre.

Recién entonces se cumplió la disposición que la Cámara había adoptado el lunes anterior.

Ya que estamos en tema, me gustó esta nota de Roberto Gargarella: Solución empresaria para el hacinamiento carcelario.

Share

Anuncios
  1. Fernando
    10 diciembre 2010 13:53 en 13:53

    Y esto? no es mal desempeño??? Habría que revisar si el Dr. Fernandez está en condiciones de ser Juez de Cámara, ya sea por su pasado como abogado de los milicos en la época de la dictadura o lo cambiante de sus criterios a la hora de sentenciar, los cuales varían según la condición de los imputados (si son policias o no) y según quien sea el abogado defensor (si es o no amigo). Lamentablemente lo tenemos que seguir padeciendo. Ojala se lo separe del cargo. No está en condiciones de impartir justicia.

    • Pomelo
      10 diciembre 2010 15:57 en 15:57

      Me tienen medio podrida con eso de que fulano o sultano era abogado/medico o lo que sea en la epoca de la dictadura, todos eramos algo, yo era estudiante de la primaria, todos tenian que trabajar ahora es facil hablar te quiero ver en ese momento, con tu criterio todos los habitantes del pais que siguieron viviendo y trabajando durante esos años fueron colaboradores de la dictadura y deberian ir todos presos. ¡CORTENLAAAAA!.

  2. Chaqueta amarilla
    10 diciembre 2010 16:24 en 16:24

    Avanzada la noche un dia de verano llaman a mi telefono y un amigo de mi hijo me comunica que este fue subido a un movil policial y que no obstante haber ido a la comisaria de la zona no lo habian encontrado. Acudo a la comisaria más cercana y pregunto si allí lo tenian demorado, luego de decirme que no, mi obstinada insistencia lo llevó a un sí dubitativo, la conclusion fue que por error habian alojado en una celda comun a mi hijo que para los jefes ocasionales de la dependencia policial estaba ebrio. Lo traen hablo con el no estaba borracho pero si tenia dos marcas que recordaba perfectamente bien de la epoca en que la represion te llevaba por las dudas. Esto es las manos aceradas y muestra de golpes en su cara. Pedi hablar con el en privado y el me contó que efectivamente como se hacia en la epoca del proceso fue arrastrado por toda la comisaria de los pelos (largos) y para evitar el dolor puso sus manos contra el piso que el quedaron sucias y aceradas por la intencion de atenuar el dolor y que las marcas eran de golpes que le habian propinado en las dependencias policiales y en el gabinete del medico policial, ante mi indignacion se labró un acta que puso de manifiesto detalladamente todos los malostratos padecidas. A los pocos dias mi hijo me dijo que no seguiría adelante con la acción y que no reconocería a los policias porque caso contrario lo matarían. Ante esta manifestacion respete su voluntad y le dije al abogado que tenia el caso que lo dejara sin efecto pagué sus honorarios y a otra cosa. Por ello en este caso que comenta berto y como anuncia el diario Rio Negro de hoy es muy sencillo en esta provincia neuquina hacer pasar la mas aberrante accion policial como un error por eso es acertado el parrafo del diario (pag. 31) cuando señala “el hombre nunca se quejó, quizá porque no comprendía cual era su situación y no sabía que tenía derecho a estar en libertad, quizá porque es de esas personas privadas de su libertad que temen hacer reclamos ya eso en general,termina perjudicandolos”. Este hecho no solamente debe ser investigado y atribuirse responsabilidad a la autoridad policial sino que por su manifiesta negligencia y omision debe recaer la más dura sancion para los jueces que intervinieron en la causa pues ellos son el resguardo del imputado. Mas aun si tenemos en cuenta que el imputado en lugar de ser trasladado a la comisaria de rincon donde cumplia la prision preventiva lo enviaron a la unidad 11 del parque industrial, en la capital neuquina, cuyas condiciones son de extrema rigurosidad el tsj no puede mirar para otro lado esos jueces deben ser debidamente sancionados al menos para que la proxima vez la atencion debida. No es una tonteria una persona estuvo 5 dias privado de su libertad en una carcel de extrema rigurosidad y sino hubiese sido por la amor natural de la madre que lo buscó el sistema penal garantista de la provincia del neuquen quizas se lo hubiera mantenido entre rejas sine-die.

  3. karina
    11 diciembre 2010 10:46 en 10:46

    Está claro que estamos ante un delito “privación ilegítima de la libertad. art. 141 del C.P.”, lo que no está claro es si alguien va a querer investigar esto y de hacerlo si tomarán las medidas necesarias y correctas. No hay ninguna duda de que lo que ocurrió es GRAVISIMO.

    • pepino
      11 diciembre 2010 12:55 en 12:55

      para que ese delito exista se requiere probar el dolo del autor. Si se trató de un error no puede hablarse de dolo, ergo no existe delito

  4. Silvia
    12 diciembre 2010 9:32 en 9:32

    sólo escribo este comentario para transmitir una reflexión. Despuès de varios días observo el poco interés que despertó esta grave situación. Creo que por dos cuestiones, por una lado el enorme y peligroso sentimiento “corporativista” que nadie puede negar está encarnizado en nuestra justicia y por otro lado el certificar la verdad de la frase con la que se inicia esta nota.

  5. karina
    12 diciembre 2010 10:48 en 10:48

    Tal vez no debí haber usado el “está claro” y si un “a simple vista”, pero si usé invetigar y cuando dije investigar me refería a realizar todas las medidas necesarias tendientes a determinar si se incurrió en un delito o no, qué delito (puede haberse librado el oficio y no se cumplió la orden) por eso digo INVESRTIGAR y hacerlo en serio para así determinar al o a los responsables y que tipo de responsabilidad han tenido. Alguien hizo o no hizo (no se sabe) lo que debía hacer para que esta persona recuperara su libertad. Es grave, muy grave. Que se investigue en serio.

  6. lucifer
    13 diciembre 2010 16:31 en 16:31

    No te calles
    Merecer la vida no es callar y consentir tantas injusticias repetidas… Es una virtud, es dignidad y es la actitud de identidad más definida. Eladia Blazquez

    No te calles, ya denuncia la injusticia
    el silencio es prisión, dura condena
    te lo exige la sangre de tus venas
    derrotada que sea la malicia

    Ya no pienses en precio, consecuencias
    ve de frente, con valor, de cara al viento
    desestima el vil sometimiento
    eres hombre de honor esa es tu esencia

    Te aseguro que no hay nada que temer
    de esta vida partirás, no hay excepción
    mientras tanto actúa con pasión
    lo que quieras que sea, habrá de ser

    Y por eso enfréntate al bribón
    invisibles el ladino y el perverso
    hazme caso, es doctrina de estos versos
    no permitas que maltraten tu ilusión
    Lucifer

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: