Inicio > Uncategorized > Justicia con Perspectiva de Género: en marzo se harán los talleres en Neuquén

Justicia con Perspectiva de Género: en marzo se harán los talleres en Neuquén

A partir de marzo de 2011, el Tribunal Superior de Justicia realizará “Talleres de Entrenamiento para una Justicia con Perspectiva de Genero”, en cumplimiento de un compromiso asumido con la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

En el último acuerdo, y a propuesta de la vocal Graciela Martínez, el Tribunal Superior resolvió “autorizar la implementación de la réplica de los talleres aludidos, destinados a Magistrados, Funcionarios y agentes administrativos del Poder Judicial, con asistencia obligatoria conforme los parámetros diseñados por la Oficina de la Mujer de la CJSN”.

La Oficina de la Mujer, según explicó la ministra Carmen Argibay durante su presentación el año pasado, “no es una oficina para recibir denuncias, ni para recibir al público. Esta es una oficina de trabajo, de recolección de datos, de programación, de colaboración con otros organismos y de una actuación interinstitucional que permitirá que el Estado argentino cumpla con sus obligaciones internacionales de acuerdo a las convenciones que hemos firmado”.

La oficina, creada por el Máximo Tribunal a través de la Acordada 13/2009, se propone el desafío de lograr la equidad de género tanto en relación a quienes utilizan el sistema de justicia como para los empleados, funcionarios y magistrados del Poder Judicial.

Share

Anuncios
Etiquetas: , ,
  1. Pedro
    13 diciembre 2010 17:49 en 17:49

    bueno, esperamos con ansías esos talleres… pero aún con más emoción, esperamos el cambio ideologíco de quienes resuelven situaciones de violencia hacia las mujeres, en el fuero de Familia, en los Penales, tambies, más personal adiestrado en las atiborradas Defensorías Civiles… eso, esperamos con entusiasmo y un toque de eeperanza…

    • Pedro
      13 diciembre 2010 17:50 en 17:50

      se escribe “ansia” pero son taaaantas las ganas…

    • Pomelo
      13 diciembre 2010 20:28 en 20:28

      las personas no se adiestran porque no son animales, las personas aprenden, aprender: Adquirir el conocimiento de algo por medio del estudio o de la experiencia.(www.rae.es).

      • mensajero
        14 diciembre 2010 9:14 en 9:14

        es cierto… las personas aprenden. Ahora con Lucifer, qué hacemos? vos crees que con paciencia y metodos avanzados de pedagogía podrá entender conceptos como Derechos Humanos, respeto por la autonomia de hombres y mujeres respecto de sus cuerpos, etc. etc.

  2. lucifer
    13 diciembre 2010 19:02 en 19:02

    Lucifer: Segùn mi modesto criterio el gran problema en la argentina es la marginalizaciòn del hombre en todo tipo de trabajos y oportunidades. Obviar al hombre como copartìcipe de la familia pensada como celula bàsica de la sociedad nos ha llevado a esta situaciòn donde el masculino no tiene lugar. No seamos tan ingenuos de pensar que la violencia sòlo es padecida por la mujer. Los malos gobiernos, la falta de una adecuada pòlìtica familiar, nos llevò a este punto. No se puede armar una familia y por ende una sociedad con mujeres que no quieren tener hijos y pelean por el aborto – crimen que supone dos homicidas la autora intelectual, esto es la madre que dice al mèdico que frustre la gestaciòn y el mèdico que es en todos los supuestos el autor material del homicidio en ambos casos agravado.

  3. Pomelo
    13 diciembre 2010 20:07 en 20:07

    ¿con asistencia obligatoria? ¿y si me niego por cuestiones de conciencia? como dicen los españoles esto es obra de las feminazis, a ver busquen como le fue a españa con el ministerio de la igualdad.
    Me niego a ir.

  4. cardoruso
    14 diciembre 2010 12:04 en 12:04

    Sí y también podrían dar un paso de equidad y que hubiera más mujeres como Camaristas, o integrantes del TSJ. Por otra parte, que sean mujeres no garantiza nada, no hay nada más sexista que una mujer no comprometida con las nociones de equidad e igualdad.
    Una ex-jueza puede dar testimonio de ello.

  5. Pomelo
    14 diciembre 2010 14:40 en 14:40

    mensajero :
    es cierto… las personas aprenden. Ahora con Lucifer, qué hacemos? vos crees que con paciencia y metodos avanzados de pedagogía podrá entender conceptos como Derechos Humanos, respeto por la autonomia de hombres y mujeres respecto de sus cuerpos, etc. etc.

    Me da la impresion que Lucifer tiene pensamiento abstracto además ya sabemos que el diablo sabe por diablo pero mas sabe por viejo, o sea ha aprendido por la experiencia, sí va a aprender, el que me parece que le erra el palo al gato sos vos que tiene que ver los derechos humanos, si sos del zurdaje morralero ultraizquierdista te aconsejo que mires a mujica y aprendas lo que dice.
    Con respecto al cuerpo suponiendo, y digo SUPONIENDO que fuera cierto que por ejemplo la persona por nacer fuera parte del cuerpo de la mujer eso no le da derecho a sacarlo, por que con ese criterio alguien va al cirujano y le dice saqueme el corazon, porque es mi cuerpo y yo hago lo que quiero con el, o que pasa si alguien se presenta y dice saqueme el brazo me molesta lo mandamos de una al psiquiatra ¡¡esta loco!! como va a mutilar su propio cuerpo, o sea el aborto sería una mutilacion a su propio cuerpo ¿como entonces lo aprueban y esta bien? ¿esta bien sacarse el corazon o el brazo o lo que fuera porque es su cuerpo? No. Con la persona por nacer pasa igual. Ahora contestame la persona por nacer ¿tiene distinto adn de la madre? Si, ¿puede tener diferente sexo que la madre? Si, de hecho si no fuera asi no habria hombre. ¿puede tener enfermedades que la madre no tiene o no tener enfermedades que la madre tiene? Si. Pero lo más importante es ¿tiene distinto adn? Si Por lo tanto es otra persona, no es su cuerpo, ESTA en su cuerpo. Cuando se mata a otra persona que es “homicidio” o sea que lo de decidir sobre el cuerpo no es como lo presentas vos. Ademas habiendo metodos para no hacerlos porque matarlos.

  6. lucifer
    14 diciembre 2010 19:28 en 19:28

    Para los que defienden el homicido con alevosìa de la persona por nacer les pido que reflexionen sobre el punto tomando como referencia el siguiente dato emanado de las estadisticas oficiales de sanidad pùblica de España: Durante el año 2009 se cometieron 111.482 homicidios de personas por nacer. Pensemos que en la màxima tragedia que nos tocò vivir a los argentinos, esto es la dictadira militar y su sangrienta represiòn se habrìan cometido 30.000 homicidios. ¿Como hace un pueblo para convivir diariamente con cerca de 223.000 homicidas (entre autora intelectual y el cirujano autor material del hecho). Un delirio, una locura, por la que la sociedad española pagarà seguramente un alto precio.

    • Laura
      14 diciembre 2010 22:12 en 22:12

      No se llama homicidio de personas por nacer, se llama aborto. Existe, se practica en forma clandestina, y es una de las primeras causas de muerte materna en Argentina. La cifra que da es anterior a la sanción de la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Aquí más datos: http://goo.gl/OCoEF.
      Cabe mencionar que el CPE aun no ha implementado la ley de Educación Sexual Integral 26.150, vigente desde 2006.
      Me alegra que el TSJ realice los talleres el año próximo y celebro que la jueza Argibay sea la promotora de estos debates hacia dentro y fuera del Poder Judicial.

      • jacinto
        15 diciembre 2010 12:50 en 12:50

        La prostitución también existe, se practica en forma clandestina y cuando un diputado quiso regularla, todos coincidimos en que era una barbaridad y que más allá de que se haga clandestinamente eso no está bien. con el aborto es igual

  7. Hector Luis Manchini
    15 diciembre 2010 0:09 en 0:09

    Sr. Berto: Desde ayer cuando leì sobre los talleres de asistencia obligatoriaq sobre “perspectiva de genero”me puse a investigar sobre el punto y quede atònito. El Poder Judicial Neuquino pretende adoctrinar obligatoriamente sobre un arma ideològica que como bien dice el autor de la nota que le mando y ruego que publique en su blog, no es ni màs ni menos que una funesta arma ideològica para destruir la vida, la familika y en definitiva la sociedad. Es un plan internacional macabro que no debe auspiciarse de ningunas manera. Va el artìculo

    ¿Qué es la “perspectiva de género”?
    Por Adolfo J. Castañeda

    ——————————————————————————–

    En los últimos años el feminismo antivida ha desarrollado el concepto de “perspectiva de género” o “equidad de género”, con el propósito de replantear todos aquellos temas que considera de vital importancia para la mujer. Sin embargo, la perspectiva de género se ha convertido en un concepto tan totalizante, que ya no es un término más en la lista de la jerga del feminismo antivida, sino un nuevo modo de ver al ser humano, una nueva perspectiva desde la cual reelaborar los conceptos de hombre y mujer, sus respectivas vocaciones en la familia y la sociedad, y la relación entre ambos. De este modo los conceptos de sexualidad, matrimonio, vida y familia también se ven radicalmente afectados. De ahí la importancia de analizar, siquiera sumariamente, este concepto tan peligroso y revolucionario.

    El concepto de “género”, acompañado tanto de los términos “equidad” como “perspectiva”, a pesar de usarse mucho, por ejemplo, en el texto del Foro de Mar del Plata, no está definido claramente. De hecho, el programa mismo de este foro dice que: “Este concepto de equidad de género aún no es una teoría acabada que sea objeto de consenso, sino un objeto dinámico y un proceso de desarrollo.”

    Sin embargo, el texto también dice que: “Según este concepto, las diferencias entre hombres y mujeres responden a una estructura cultural, social y psicológica y no a condiciones biológicas.” En otras palabras, la sociedad inventa las diferencias entre los sexos, éstas no tienen un origen natural. Como resultado, la perspectiva de género niega que, biológicamente hablando, los seres humanos se distingan simplemente en dos sexos: masculino y femenino, y afirma que son más las combinaciones que resultan de las áreas fisiológicas del “sexo biológico”, es decir, de los órganos sexuales internos y externos. “No existe el hombre ‘natura” o la mujer ‘natura'”, continúa diciendo el texto del programa, “no hay conjuntos de características o de conductas exclusivas de un sexo, ni siquiera en la vida psíquica.” Por eso, a continuación habla de un “continuum” de “intersexos”, “cuyo punto medio es el hermafroditismo”. De ahí que considere la heterosexualidad y la procreación, no como la sexualidad natural, sino como “otra construcción social biologizada”.

    Las consecuencias de esta forma de pensar son aterradoramente funestas. La perspectiva de género llega a una concepción tan amorfa de la persona humana, que da pie a todo tipo de comportamiento, por perverso que sea. El cuerpo y la naturaleza humana, en sus expresiones de feminidad y masculinidad, pierden toda su relevancia moral, para convertirse en puro instrumento al servicio del placer egoísta.

    Pero, no se trata solamente de una justificación ideológica del hedonismo, es decir, del lesbianismo, el homosexualismo, la anticoncepción, el aborto, etc., sino de todo un programa para “reconstruir” la sociedad, imponiéndole una nueva forma de ver y vivir la sexualidad. El texto dice: “Se plantea la desconstrucción del género como un proceso de subversión cultural”.

    Un ejemplo concreto de esta “subversión cultural” lo constituye la reelaboración de la Declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, a partir de la perspectiva de género, que propone el Comité Latinoamericano para la Defensa de los Derechos de la Mujer (CLADEM), según informa la revista Mujer Hoy, de las feministas del Ecuador.

    La propuesta no trata solamente de añadir “nuevos derechos”, sino también de reinterpretar los que ya existen. Y así, por ejemplo, el concepto de familia es vaciado de su contenido tradicional (como intentaron hacer sin éxito los activistas antivida en la Conferencia de El Cairo), para dar pie a “uniones” de homosexuales y lesbianas, con los mismos derechos que las familias normales. Esto se percibe claramente en la inclusión del término “orientación sexual” (=homosexualismo, lesbianismo y bisexualismo), por parte de CLADEM en el artículo 2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, para que éste entonces diga lo siguiente:

    “Cada persona está investida de todos los derechos y libertades establecidos en esta Declaración sin distinción de ninguna clase, en razón de raza, color, sexo, espiritualidad, orientación sexual, edad, idioma, religión, cultura, opción política o de otra índole, origen nacional o social, condición económica, nacimiento u otro status.”

    La reelaboración de este artículo 2 lógicamente repercute en todos aquellos derechos que tienen que ver con la sexualidad, el matrimonio y la familia. Así por ejemplo, el inciso 3 del artículo 19 de esta reelaboración, tergiversa el sentido original del artículo 16 de la Declaración Universal, que trata sobre el derecho al matrimonio y a la familia, añadiendo lo siguiente: “los diversos grupos tienen derecho a establecer sus propias formas de vida familiar”.

    Antes de seguir con más ejemplos, es importante señalar el artículo 35 de la reelaboración de CLADEM, el cual es una repetición del artículo 30 de la Declaración Universal, y que en ambos casos cierran el elenco de derechos humanos declarados con la siguiente afirmación: “Nada en la presente Declaración podrá interpretarse en el sentido de conferir derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender o desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración.”

    Tratándose de genuinos derechos, la afirmación anterior cobra toda su validez, pues los derechos humanos son anteriores al Estado y a cualquier otra institución social. Pero en el caso de falsos “derechos”, como los son varios de los que propone CLADEM, la afirmación se convierte en la tutela de la perversión, no sólo ante el Estado, sino también ante instituciones como las iglesias u otras asociaciones, las cuales caerían bajo la categoría de “grupo”. Ni las iglesias ni nadie podrían expresar su oposición, por ejemplo, al “derecho a la orientación sexual” (artículo 5), a los “derechos reproductivos” o a la “interrupción voluntaria del embarazo” (artículo 6), que no significan otra cosa que homosexualismo, anticoncepción, esterilización y aborto.

    No hay duda, la “perspectiva de género” representa una de las armas ideológicas más peligrosas para destruir la vida y la familia, y por ende, la sociedad.

    ——————————————————————————–

  8. Hector Luis Manchini
    15 diciembre 2010 11:56 en 11:56

    En un trabajo titulado Perspectiva de gènero: saus peligros y alcances la profeso
    ra de la Universidad de navarra España dice:Primer blanco, la familia

    “El final de la familia biológica eliminará también la necesidad de la represión sexual. La homosexualidad masculina, el lesbianismo y las relaciones sexuales extramaritales ya no se verán en la forma liberal como opciones alternativas, fuera del alcance de la regulación estatal… en vez de esto, hasta las categorías de homosexualidad y heterosexualidad serán abandonadas: la misma ‘institución de las relaciones sexuales’, en que hombre y mujer desempeñan un rol bien definido, desaparecerá. La humanidad podría revertir finalmente a su sexualidad polimorfamente perversa natural”.

    Estas palabras de Alison Jagger, autora de diversos libros de texto utilizados en programas de estudios femeninos en universidades norteamericanas, revelan claramente la hostilidad de las “feministas del género” frente a la familia.

    “La igualdad feminista radical significa, no simplemente igualdad bajo la ley y ni siquiera igual satisfacción de necesidades básicas, sino más bien que las mujeres -al igual que los hombres- no tengan que dar a luz… La destrucción de la familia biológica que Freud jamás visualizó, permitirá la emergencia de mujeres y hombres nuevos, diferentes de cuantos han existido anteriormente”.

    Al parecer, la principal razón del rechazo feminista a la familia es que, para ellas, esta institución básica de la sociedad “crea y apoya el sistema de clases sexo/género”. Así lo explica Christine Riddiough, colaboradora de la revista publicada por la institución internacional anti-vida “Catholics for a Free Choice” (“Católicas por el derecho a decidir”):

    “La familia nos da las primeras lecciones de ideología de clase dominante y también provee de legitimidad a otras instituciones de la sociedad civil. Nuestras familias son las que nos enseñan primero la religión, a ser buenos ciudadanos… tan completa es la hegemonía de la clase dominante en la familia, que se nos enseña que ésta encarna el orden natural de las cosas. Se basa en particular en una relación entre el hombre y la mujer que reprime la sexualidad, especialmente la sexualidad de la mujer”.

    Para quienes tienen una visión marxista de las diferencias de clases como causa de los problemas, apunta O’Leary, ‘diferente’ es siempre ‘desigual’ y ‘desigual’ siempre es ‘opresor’. En este sentido, las “feministas de género” consideran que cuando la mujer cuida a sus hijos en el hogar y el esposo trabaja fuera de casa, las responsabilidades son diferentes y por tanto no igualitarias. Entonces ven esta ‘desigualdad’ en el hogar como causa de ‘desigualdad’ en la vida pública, ya que la mujer, cuyo interés primario sería el hogar, no siempre tendría el tiempo y la energía para dedicarse a la vida pública. Por ello afirman:

    “Pensamos que ninguna mujer debería tener esta opción. No debería autorizarse a ninguna mujer a quedarse en casa para cuidar a sus hijos. La sociedad debe ser totalmente diferente. Las mujeres no deben tener esa opción, porque si esa opción existe, demasiadas mujeres decidirán por ella”.

    Además, las “feministas de género” insisten en la de-construcción de la familia no sólo porque según ellas esclaviza a la mujer, sino porque condiciona socialmente a los hijos para que acepten la familia, el matrimonio y la maternidad como algo natural. Al respecto, Nancy Chodorow afirma:

    “Si nuestra meta es acabar con la división sexual del trabajo en la que la mujer se hace maternal, tenemos que entender en primer lugar los mecanismos que la reproducen. Éste es el punto en el que debe intervenirse. Cualquier estrategia para el cambio cuya meta abarque la liberación de las restricciones impuestas por una desigual organización social por géneros, debe tomar en cuenta la necesidad de una reorganización fundamental del cuidado de los hijos, para que sea compartido igualmente por hombres y mujeres”.

    Queda claro que para los propulsores del “género” las responsabilidades de la mujer en la familia son supuestamente enemigas de la realización de la mujer. El entorno privado se considera secundario y menos importante; la familia y el trabajo del hogar se ven como “carga” que afecta negativamente los “proyectos profesionales” de la mujer.

    Este ataque declarado contra la familia, sin embargo, contrasta notablemente con la Declaración Universal de los Derechos Humanos promulgada por la ONU en 1948. En el artículo 16 de la misma, las Naciones Unidas defienden con énfasis la familia y el matrimonio:

    Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia; y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.

    Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio.

    La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

    Sin embargo, los artífices de la nueva “perspectiva de género” presentes en la cumbre de la mujer pusieron al margen todas estas premisas y por el contrario apuntaron desde entonces la necesidad de “de-construir” la familia, el matrimonio, la maternidad, y la feminidad misma para que el mundo pueda ser libre.

    En cambio, los representantes de las principales naciones comprometidas con la defensa de la vida y los valores familiares que participaron en Pekín, alzaron su voz en contra de este tipo de propuestas, sobre todo al descubrir que el documento de la cumbre eliminaba arbitrariamente del vocabulario del programa las palabras “esposa”, “marido”, “madre”, “padre”. Ante tal hecho, Barbara Ledeen, Directora del Independent Women Forum, una organización de defensa de la mujer ampliamente reconocida en Estados Unidos, señaló:

    “El documento está inspirado en teorías feministas ultrarradicales, de viejo sello conflictivo, y representa un ataque directo a los valores de la familia, el matrimonio y la feminidad”.

    El Papa Juan Pablo II, por su parte, tiempo antes de la Conferencia de Pekín, ya había insistido en señalar la estrecha relación entre la mujer y la familia. Durante el encuentro que sostuvo con Gertrude Mongella, Secretaria General de la Conferencia de la Mujer, previo a la cumbre mundial, dijo:

    “No hay respuesta a los temas sobre la mujer, que pueda pasar por alto la función de la mujer en la familia…. Para respetar este orden natural, es necesario hacer frente a la concepción errada de que la función de la maternidad es opresiva para la mujer”.

    Lamentablemente, la propuesta del Consejo Europeo para la Plataforma de Acción de Pekín fue completamente ajena a estas orientaciones.

    “Ya es hora de dejar claro que los estereotipos de géneros son anticuados: los hombres ya no son únicamente los machos que sostienen la familia ni las mujeres sólo esposas y madres. No debe subestimarse la influencia psicológica negativa de mostrar estereotipos femeninos”.

    Ante esta postura, O’Leary escribe en su informe que si bien es cierto que las mujeres no deben mostrarse únicamente como esposas y madres, muchas sí son esposas y madres, y por ello una imagen positiva de la mujer que se dedica sólo al trabajo del hogar no tiene nada de malo. Sin embargo, la meta de la perspectiva del ‘género’ no es representar auténticamente la vida de la mujer, sino crear un estereotipo inverso, según el cual las mujeres que “sólo” sean esposas y madres nunca aparecerían bajo un prisma favorable.
    El artìculo es muy extenso y puede encontrarse en google màs quise poner de manifiesto que la perspectiva de gènero tiene como punto de mira atacar la familia. cèdula esencial de la sociedad.

  9. Pomelo
    15 diciembre 2010 15:50 en 15:50

    si la oficina de la mujer es como el sitio web de porqueria que tiene que no brinda ninguna informacion me quedo tranquilo no van a desparramar sus ideas por ningun lado

  10. Hector
    15 diciembre 2010 17:19 en 17:19

    Algo más sobre la perspectiva de género, entre el material obligatorio de la asignatura relacionada con “Perspectiva de Género” en el curso “Re-imagen del Género” impartido en un prestigioso collage norteamericano según lo pone de manifiesto la profesora Jutta Burggraf de la Universidad de Navarra, España, en su articulo “Perspectiva de género: sus peligros y alcances” publicado en http://www.notivida.com.ar, las siguientes afirmaciones que integran la bibliografía obligatoria del curso: “La teoría feminista ya no puede permitirse el lujo simplemente de proclamar una tolerancia del ‘lesbianismo’ como ‘estilo alternativo de vida’ o hacer alusión y mostrar a las lesbianas. Se ha retrasado demasiado una critica feminista de la orientación heterosexual obligatoria de la mujer”. “Una estrategia apropiada y viable del derecho al aborto es la informar a toda mujer que la penetración heterosexual es una violación, sea cual fuere su experiencia contraria”. (ver http://www.notivida.com.ar)

  11. Pomelo
    15 diciembre 2010 17:55 en 17:55

    Si la escuela de capacitacion quiere realmente capacitar al personal hagan talleres de procedimiento, unifiquen criterios del proceso en los distintos juzgados, porque cada uno parece tiene un codigo de procedimiento distinto, y cuando preguntas ¿por qué? te miran como si fueras extraterrestre y dice “no,sé”, “siempre se hizo así” a los codigos de procedimiento que se los lleve el diablo total no los usan. O el que recien llegó dice “En …… hacimos así” sin fundamento claro, es todo consuetudinario, nada porque el codigo dice, y una vez que leen el codigo lo interpretan todos de una manera diferente. O sea te tenes que hacer un cuadernito y por juzgado escribir como tenes que llevar el expediente porque en un lado te piden que firmes todas las hojas de la presentancion, en otro no, en uno te dicen que estas notificado con la presentacion del escrito, en otro te hacen firmar para quedar notificado aunque lleves el escrito, en otro tenes que hacer cedulas a los estrados (cientos) y en otro que no. En fin que tal si antes de darse de progres arreglan lo que ya anda mal

  12. Hector Luis Manchini
    22 diciembre 2010 10:42 en 10:42

    El artìculo 172 del Codigo Civil que prescribe el matrimonio entre personas de un mismo sexo es inconstitucional en tanto viola la Declaraciòn Universal de Derechos Humanos y el Pacto de San Jose de CostaRica, normas de jerarquìa Constitucional conforme el artìculo 75 inciso 22 de la Constituciòn nacional.
    Ese es un escollo insalvable para desarrollar y llevar adelante las intenciones de la perspectiva de gènero.

  1. 13 diciembre 2010 22:26 en 22:26
  2. 14 diciembre 2010 9:31 en 9:31

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: