Inicio > Uncategorized > ¿Deben los fiscales y los jueces ser elegidos por el voto popular?

¿Deben los fiscales y los jueces ser elegidos por el voto popular?

Interesante debate se armó en Facebook sobre la elección de magistrados y fiscales.

Ricardo Gamba defiende la elección mediante el voto popular, Ricardo Villar, Quiero Ser Jurado (AKA Carla Pandolfi) y yo tenemos algunos reparos.

Pasen, vean y si les interesa, préndanse al debate que tiene varias aristas.

Al momento de escribir este post ya van 44 comentarios.

La captura de pantalla es meramente ilustrativa, el debate está en mi muro.

Share

Anuncios
Etiquetas:
  1. Jacinto
    30 diciembre 2010 18:39 en 18:39

    Yo propongo que sean elegidos por sorteo o licitación…

  2. 30 diciembre 2010 19:07 en 19:07

    …yo creo que la única forma posible de romper la “estructura inquisitiva” del actual modelo de justicia criminal parte de una premisa: la “destrucción” de ese sistema. Este modelo es claramente “funcional” a las “relaciones desiguales de poder”. Creo que no es posible pensar en “términos optimistas” sobre la posibilidad de “reformar” el sistema. La unica posibilidad es “construir uno nuevo”. Uno de los pilares del “modelo inquisitivo” (no es posible referirnos a todas en este momento) es la que se vincula con la existencia de “funcionarios vitalicios”, “de por vida”, no sólo los “buenos funcionarios”, sino también los decididamente incapaces. La posibilidad de “elecciòn popular” es una buena forma de “destruir” la forma en que la corporación judicial se AUTOJUSTIFICA ( inamovilidad, intangibilidad,etc.), Con la misma convicción no creo que el sistema de justicia criminal se modifique sólo con una “estética normativa aggiornada”. Mientras las leyes que proponen “nuevas regulaciones” se encuentre en manos de las corporaciones (política, judicial, de los abogados,) pensar en una nueva justicia criminal es una FALACIA. Creo que la elección popular es verdaderamente un “cambio sustancial” en las relaciones de poder que sostienen la “estructura corporativa” (y a aquellos que con improvisados discursos proponen “reformas”, hasta se nos dice con “participación ciudadana”) cuando los “consensos” son producto de “acuerdos politicos y corporativos”. Claremente estoy de acuerdo. Obviamente, hay que diseñar muy puntillosamente la forma. FRATERNALMENTE. GUSTAVO PALMIERI

    • Diego
      30 diciembre 2010 20:23 en 20:23

      Coincido con lo de que el sistema actual requiere una reforma sustancial que diluya el efecto de las relaciones de poder que actualmente dominan al poder judicial, pero creo que -sobre todo en el caso de los jueces- la “elección popular” daría lugar (con toda seguridad) a un juego de políticas e intereses partidarios que desvirturía el sentido del servicio de justicia. ¿Ud. se imagina los fallos de un juez que deba su cargo a un partido político? (ya se que ese tipo de situaciones ya se viven, pero imagine lo que sería si esas relaciones fueran explícitas). ¿Qué no podría hacer un partido político dominante que pone todo su aparato para elegir jueces dóciles o afines? En el caso de los fiscales, no estoy tan en desacuerdo con el sistema de elección popular, pero debería regulárselo con mucho cuidado. Francamente, creo que por ahora lo mejor que podemos hacer para mejorar la justicia es implementar el sistema acusatorio y los juicios por jurados, y separar a las fiscalias del resto del Poder Judicial (aunque reformándola y realizando una limpieza de los impresentables que han ingresado para rascarse en los últimos años). PD: De todas formas, en el caso de los jueces, esta discusión es sólo un discurso vacío porque la elección popular sería claramente violatoria de la Constitución.

  3. 30 diciembre 2010 21:09 en 21:09

    …remarco algunos “disensos” con la opinion de Diego: 1) Hoy los jueces y fiscales forman parte del “juego político” , lo que ocurre que ese “circo de intereses” es oculto y ocultado, bajo la deformación del concepto de la “independencia” del Poder Jusdicial, 2) en la elecciòn populares de los jueces debe estar prohibida el “padrinazgo político” que en cualquiera de los actuales Con sejos de la Magistratura existe,3) implementar el “sistema acusatorio” (en realidad el “modelo adversarial”) supone la “destrucción” del modelo inquisitivo, 4) el modelo de “juicio por jurados” supone la “reformulación” del sistema de justicia criminal, y especialmente diseñarlo “por fuera de las actuales corporaciones” (curiosamente en Neuquen lo impulsan y lo discuten esos “espacios de poder incontrolables”), 5) ningun discurso de “deconstrucción de poder” es vacío. Los cambios sociales son producto del debate de ideas, del intercambio de experiencias, del dialogo democrático y participativo, 6) es por eso mismo que “no es vacío”, 7) hace 147 años que el sistema de justicia criminal dictan sentencia “inconstitucionales”, 8) lo “inconstitucional” NUNCA puede ser romper con “estructuras de poder autoritarias”, 9) pensarlo de esa manera no es otra cosa que legitimarlo, 10) si hay algo en este país que se encuentra “deslegitimado constitucionalmente” es el funcionamiento de la justicia criminal. FRATERNALMENTE.GUSTAVO PALMIERI

    • Diego
      30 diciembre 2010 22:25 en 22:25

      Gustavo: 1) Coincido. 2) Esa prohibición es imposible de implementar (de hecho, ya lo es, porque muchos jueces y funcionarios han llegado a sus cargos de la mano de amigos poderosos). 3) Coincido, y celebro que así sea. 4) Coincido, y creo que bien implementado los juicios por jurado producirían enormes beneficios para la justicia. 5) Coincido, por eso estamos intercambiando opiniones. 6) Mea culpa. Releyendo mi post original, veo que mi última frase puede prestarse a confusión. En efecto, lo que cuestiono es la intencionalidad de proponer una modalidad de elección de jueces sabiendo (o debiendo saber) que no es posible implementarla. Ahora, en términos abstractos, como una propuesta más llamada a abrir el debate sobre un tema que es evidentemente muy espinoso pero que requiere soluciones, obviamente es un tema muy interresante y es muy importante que podamos debatirlo. 7) Coincido. 8) El tema no si se debe romper o no con estructuras autoritarias, sino cómo hacerlo de manera tal que los resultados sean mejores que aquello que se quiere modificar. 9) Coincido, mi diferencia es sólo de forma. 10) Coincido, pero repito: la clave es cómo resolver esa deslegitimidad sin causar más daños que beneficios.

  4. patro
    30 diciembre 2010 21:19 en 21:19

    Yo estoy DE ACUERDO con la eleccion de los jueces y fiscales por el voto popular que es en definitiva de quien es el PODER y que lo delega en sus representantes (PODER Delegado en: Ejecutivo-Judicial-Legislativo), y como los jueces y fiscales integran otro poder, es logico que sean elegidos directamente y no como hoy, donde existe una doble delegacion que se hace a traves de un gobernador, una legislatura o un consejo de la magistratura. Decir voto popular no quiere decir que necesariamente pertenezca a un partido politico. Y de todas maneras si fuera de un determinado partido politico seria mas sincero y no como es hoy que es sabido que todos responden al gobierno de turno o a un partido politico y dicen que son imparciales. Tambien se evitarian exclusiones imparciales como sufrio en su oportunidad la Dra. Clerici que le pusieron un 0 en la entrevista personal y dejaron bien en claro la falta de etica de los electores que no elegian por capacidad sino por conveniencia.
    Un ejemplo es el Dr. Massei que sabemos que es del partido justicialista o frente grande, pero que si se presentara a eleccion para ese cargo de Juez del TSJ seguramente seria ampliamente elegido por la gente.
    El pueblo debe decidir teniendo el derecho de elegir con su voto, entonces los jueces le rindirian solamente cuentas a la gente y no a los politicos de turno.
    El Candidato que se postule estaria obligado a exponer su plan para la justicia y su posicion idiologica, entonces sabriamos lo que elegiremos analizando su trayectoria y determinando el perfil de la justicia que queremos.

    • patro
      30 diciembre 2010 22:44 en 22:44

      Mi ejemplo de Massei no es por su gestion sino por el tema politico partidario, en general coincido con vos, pero en todo caso es una eleccion del pueblo y tendriamos los jueces que nosotros elegimos o nos merecemos quizas y no como es ahora que nos imponen jueces que vienen a jubilarse con grandes sueldos que van a fundir el ISSN, incluso ahora saltandose del fuero federal al provincial, y cobrando antiguedad no solo por haber trabajado en el estado sino que desde que se “recibieron”, si eso no es “abuso de autoridad” nose que es. Ahora incluso lo que hacen antes de jubilarse es quedarse trabajando en Feria Judicial, para que cuando se jubilen les paguen las vacaciones de feria no tomadas, cosa que los empleados comunes no pueden hacer. Asi lo hicieron los vocales que se jubilaron antes y ahora va a pasar lo mismo.

      • Diego
        31 diciembre 2010 13:55 en 13:55

        Entonces coincidimos en casi todo. Excepto en el medio para solucionar esos problemas. Estoy convencido de que el voto popular no sólo no mejoraría los enormes defectos que señalás (todos verdaderos, por cierto) sino que además provocaría otros muchos que harían más arbitrario al servicio de justicia, más inorgánico el funcionamiento interno del PJ y -en definitiva- mucho más indefensos a los ciudadanos de a pie como vos o como yo.

  5. Andrea Lopetegui
    30 diciembre 2010 22:59 en 22:59

    Es vivificante encontrar al menos en este blog que hay “pares” dispuestos a poner en agenda este tema y pensar, que no es que ni siquiera nos atrevemos a discutirlo, sino que no hemos encontrado dónde, ni con quienes, para empezar a delinear los “cómo”.
    Aunque creo que se sobreentiende en opiniones de los foristas, acoto que la elección popular que se pretende NO es partidaria y que me parece que efectivamente habría que enmendar en lo tocante la Constitución; pero esa es una “empresa” que no preocupa a ningún representante del poder y un tanto dificil de comunicar a los que apenas pueden resolver el día a día.
    Cómo se resuelve ese dilema?

    • patro
      30 diciembre 2010 23:23 en 23:23

      Creo que el camino es el debate como se esta realizando ahora y ejercer presion social, y la gente que vive el dia a dia lo sufre tambien cuando va a una juzgado de familia y no tiene respuesta o cuando a los habitantes originarios les quitan sus tierras en complicidad con la justicia como bien lo describe el tema de berbel “Amutuy”. Y por supuesto que tenemos que reformar la constitucion porque las leyes deben actualizarse, “la ley es para el hombre o el hombre es para la ley?”

    • Diego
      31 diciembre 2010 0:34 en 0:34

      Queda claro que la ley en general y la Constitución en particular son herramientas, y deben ser modificadas cuando sea conveniente para la sociedad. Sin embargo, esa flexibilidad también implica una enorme responsabilidad: se debe ser muy cuidadoso para evitar que las modificaciones operadas (en muchos casos con las mejores intenciones, pero no siempre) terminen siendo mucho peores que aquello que se quería corregir. Dicho esto, también hay que reconocer que no es posible evitar que una “elección popular” se convierta en una puja entre partidos (en un sentido amplio), y mucho más cuando hablamos de una sociedad con tan poca experiencia democrática como la nuestra (en el país y particularmente en la provincia). Francamente, repito, creo que lo peor que se puede hacer es convertir el PJ en un lugar de conflicto político partidario (partidos, de nuevo, en sentido amplio) y pongo como ejemplo a casi todas las experiencias que hemos tenidos con magistrados y funcionarios carismáticos y con potencialidad para ganar elecciones: sus desempeños han sido, en general y siendo muy generoso, desastrosas, plenos de demagogia y cortoplacismo. En fin, creo que la clave para resolver la encrucijada en la que se encuentra el PJ pasa por la optimización de los mecanismos de selección e incorporación de los mejores postulantes, y por procedimientos rápidos y efectivos de remoción de los individuos que no estén a la altura de las circunstancias (mediante los mecanismos que prescribe la Constitución, desde luego)

  6. patro
    31 diciembre 2010 0:54 en 0:54

    Les dejo una direccion con un video del programa Cartago donde julio fuentes explica como en los 90 el poder judicial fue servil al poder de turno y como colaboro con la persecucion de los trabajadores. Esto es un fundamento mas de que los jueces deben ser elegidos por el pueblo y no por los funcionarios de turno.

    • Diego
      31 diciembre 2010 13:52 en 13:52

      Disculpame, pero si nos ponemos en exigentes, el Poder Judicial fue servil al poder de turno en cada momento de la historia argentina y del mundo. El tema es si el voto popular mejoraría esa situación, y la verdad es que creo que no lo haría y que trastocaría para peor aspectos esenciales del servicio de justicia. Imaginemos un caso: supongamos que en la ciudad de Buenos Aires se planteara hoy un caso en el que se debiera decidir respecto de alguna circunstancia referente a los habitantes de villas miseria o inmigrantes indocumentados; ¿qué juez se atrevería a fallar a favor de la protección de las minorias más débiles, cuando sabe que su puesto depende del beneplácito de un pueblo que mayoritariamente se ha mostrado xenóbo y elitista? ¿debería el juez reconocer los derechos constitucionales que asisten a esas personas sabiendo que ese reconocimiento le costará su cargo? has leído los comentarios de los lectores del diario La Nación? te parece que esa sociedad está capacitada para elegir a quienes deben impartir justicia? Me estoy repitiendo, pero digo claramente que NO lo está y que poner en manos de esa comunidad algo tan esencial como el criterio de justicia es el comienzo de un desastre. Lo que debe hacerse es mejorar el sistema de ingreso, ascensos y remoción de los magistrados y funcionarios. El voto popular provocaría infinitamente más problemas que soluciones.

  7. 31 diciembre 2010 18:09 en 18:09

    …leyendo la mayoría de los “cuestionamientos” a la posibilidad de “elección popular” veo que se sostienen en “temores” claramente injustificados…para mi manera de comprender las “relaciones sociales” NO hay mejor mecanismo de selección de aquellos que toman decisiones en nombre de todos que aquel en el que la decisiòn queda en manos de la gente…pensar en que la selección de esa manera sería “arbitraria” huele a “FICCION”…ese mote bien le cabe a los actuales mecanismos de selección (de paso les cuento que alguna vez yo fui seleccionado de esa manera)..me parece que hay que superar los “temores” y ANIMARSE a PENSAR en CAMBIOS RADICALES…el “juicio por jurado” en el conjunto de “arbitrariedades” del actual sistema de justicia penal (insisto en la forma en que se lo esta pensando) actúa a “modo de consuelo”, como discuseamos que la ciudadanía va a participar, parece que modificamos algo, pero en la práctica NADA CAMBIA…más allá de la “polémica” creo que bien vale la pena coincidir en el problema, en el diagnóstico, aunque nos cueste pensar en un TRATAMIENTO EFICAZ…hace casi 30 años que estoy vinculado a este “sistema penal”, y las “buenas intenciones” está claro que NO alcanzan…Mientras el “sietema penal” siga siendo el “sostén” del “REGIMEN DE RELACIONES D EPODER DESIGUALES” el enfermo sigue en “terapia intensiva”…FRATERNALMENTE…

  8. ciudadana
    31 diciembre 2010 21:32 en 21:32

    Creo que serìa muy bueno que la comunidad pudiera elegir a sus jueces y fiscales. Es cierto que es importante la capacitaciòn para ese cargo, y quizàs algùn ciudadano no vea ese aspecto, pero creo que lo màs importante de estos funcionarios es su CALIDAD COMO PERSONAS, que tengan incorporado no solo conocimiento (algo que no es muy dìficil de adquirir, sòlo es ponerse a estudiar), sino COMPROMISO CON EL CARGO QUE OCUPAN, màs especìficamente COMPROMISO SOCIAL. Son cargos que estàn al servicio de la comunicad y tienen en sus manos impartir justicia (en el caso de los jueces) y de hacer todo lo posible para que se pued culpar y cumplir una condena aquella persona que cometiò un delito (en el caso de los fiscales). Una persona podrà realizar muchos cursos de capacitaciòn y tener un gran curriculum, pero si no tiene COMPROMISO SOCIAL, no sirve de nada haber estudiado tanto para aplicar tan poco.Los ciudadanos comunes vemos a las PERSONAS , no a los tÌtulos, que puede adquirirlos cualquiera que se proponga obtenerlos.

  9. tarro
    1 enero 2011 8:57 en 8:57

    Señores, con el respeto que me merecen los distinguidos foristas, soy “un cabecita del pueblo” y si se me permite voy a opinar. Creo que se esta agarrando al toro de la cola (siempre con algun interes espurio). Se dedican a los Jueces y la cuestión Derecho (porque de Justicia ni hablar) tiene antes muchos otros integrantes, Policias incultos e incapacitados, Abogados transeros y enfocados solo en el dinero, Legisladores inefables, etc. etc. etc.. Creo que esta es una discusión más para la pantalla que otra cosa. Primero solucionar las horrendas investigaciones e instrucciones policiales (cultura), es imposible que un Policia te lleve a cabo la tarea investigativa -base del proceso- si no tiene más que la secundaria y a duras penas, sinó, fijense como escriben y como se expresan; esa es la gente responsable de los cimientos del descubrimiento de un hecho. Luego los Abogados vuelvan a su casa (Colegio de Abogados) y vean que tienen allí, porque que el gobernador tenga que recorrer la Provincia y no pueda encontrar cinco potables, potables no significa que tengan los contactos para hacerse ver en diarios o Tv.o hacerse ver en blogs y foros. Los Legisladores, otro item, que si alguno descubre que significa inefable; si es diputado se va a reir (como lo hace el idiota cuando le dicen que es idiota), vean cuando hay reuniónes internacionales de funcionarios de cualquier tipo, notaran que cuando mas inculto es el pais mas ostentoso el funcionario, luego traspolen y vean la Legislatura y el Colegio de abogados; sigo, si no lo es va a sentir verguenza ajena. Los empleados judiciales, una variedad que yá se acostumbró a vivir mirando su carrera, satisfaciendo la voluntad del Magistrado de turno. El Magistrado y Funcionario, otra especie, muy conectada con aquello de los abogados “de tales abogados, tales funcionarios y magistrados” y algunos de los que estan en la parte privada los critica, siendo que son lo mismo. Así sustantivamente. Luego, creo yo, que si esto funciona, cualquier sistema de Jueces funciona, pero, si la columna vertebral esta podrida, indudablemente, la cabeza también. Hagamos un mea culpa, primero y corrijamos la parte que nos toca y así contribuiremos. Esta mi idea, no se si decir humilde, ignorante o ambas. Gracias

  10. josegarcia
    1 enero 2011 12:18 en 12:18

    me gustaria en este tema ver la opinion de alguien que simprea fue objetivo y con amplios conocimientos, me refiero al >Dr Mancini que espero no haya sido censurado para opinar. Seguramente el como ex funcionario judicial tendra que decir algo . Feliz Año para todos los muchos que entran en este blog, y feliz año para el Sr.Periodista Berto.-

  11. Lucifer
    9 enero 2011 11:58 en 11:58

    Como dijo mi amigo el Dr. Manchini, el único sistema de selecciòn de jueces es aquel que guarda respeto por la carrera judicial. En cuanto a la elección de jueces es impensable, obviamente ganaran -como sucede con los abogados en el Consejo de la Magistratura – aquellos que estén involucrados en algún partido polìtico, tengan los pertinentes y comprometidos avales, etc.- No entiendo el afán por instrumentar sistemas exóticos y ausentes de imparcialidad, ligados intimamente con los partidos polìticos. Ni con el Consejo de la Magistratura como tampoco con un imaginario sistema de elecciòn popular se conseguirán jueces independientes, jerarquizados por la experiencia obtenida en el desempeño del cargo. Voto en definitiva por retornar al sistema de carrera judicial y ahorrar el dinero que se despilfarra en el Consejo de la magistratura y eventualmente en un sistema de elecciòn por el pueblo de los Magistrados. En este último caso triunfará quien tenga los mejores punteros y esten involucrados con el partido gobernante y sus aliados.

  12. Lucifer
    9 enero 2011 16:51 en 16:51

    Me niego a pensar que no hay solución, que no podamos vivir en una sociedad donde el reclamamo de nuesros derechos tengan una aceptación afirmativa. Pero la realidad me demuestra que es un absurdo deseo. Una utopía de algún sueño vagabundo. Cotidianamente vemos a los poderoso sumisos y comprometidos en playas extrañas plenos de lujos y privilegios, unos pocos que dirigen a su antojo. El pueblo,esa mayorìa silenciada, muere en las tomas y sus hijos de desnutrición con un promedio de vida lamentable por el hanbre, la droga barata, la cultura del sàñvese quien pueda. Lloro a mi querido país.No hay solución siempre los mismos Duhalde, Sobisch, Sapag, y la larga lista que hicieron de la polìtica una actividad rentable en nombre propio. Ausente la educación, la salud, la seguridad, inexistente la justicia. Dejamos de ser. Lo lamento no hay lugar para los idoneos. Los que pudieron se fueron o como sucede con los aviadores militares acuden a sueldos dignos en empresas privadas. Pobre paìs, pobre provincia. Pobres hijos de los que se atreven a traer hijoa a esta sociedad injusta y aristocatica. Estimo que en pocos años dejaremos de ser. Carecemos de lideres – se marcharon al extranjero – y los que detentan el poder no les interesa el bien común. Lo lamento. Al fín de mi vida lloro por Argentina, Patria Mía.¿Los jueces? Son una desgracia, me obstino por pensar que no existen.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: