Inicio > Uncategorized > Caso Hermosilla Soto, homicidio en accidente de tránsito: la acusación no probó el dolo eventual. Fallo completo

Caso Hermosilla Soto, homicidio en accidente de tránsito: la acusación no probó el dolo eventual. Fallo completo

 

Esta es la nota que escribí para el diario sobre el caso Hermosilla Soto. Al final encontrarán la sentencia completa del Tribunal Superior de Justicia (con los nombres inicializados); la (ratificada) sentencia de la Cámara, y otros enlaces de interés: el fallo del caso Cabello, tan parecido a éste; una galería de fotos del día que leyeron el fallo que provocó el enojo de los familiares de las víctimas y una reflexión que en su momento titulé “Hay que sacarles la llave del auto a todos los Hermosilla Soto”. Ilustra este post una imagen tomada por Agustín Martínez de Hermosilla, el fiscal y los querellantes, quienes según los dos fallos, no lograron acreditar la existencia del dolo eventual.

El Tribunal Superior de Justicia ratificó la condena a 5 años de prisión de José Hermosilla Soto, el hombre que conducía ebrio una camioneta con la cual atropelló y mató a Belén Araya (19) y Franco Castro (16) el 21 de setiembre de 2008.

La resolución, conocida ayer, confirma que Hermosilla Soto cometió doble homicidio culposo agravado. La fiscalía y las querellas, que representan a los familiares de las víctimas, pedían que se lo condene por homicidio con dolo eventual.

“Que (Hermosilla Soto) haya tenido conciencia de lo que hacía, no implica que haya pensado que podía tener un accidente y matar a dos personas, y mucho menos que esta situación no le importara”, dice el fallo del Tribunal, firmado por los vocales Oscar Massei y Graciela Martínez.

Añade que la fiscalía y las querellas “debieron haber aportado algún elemento de prueba que permitiera conocer esta indiferencia por el resultado, así como el menosprecio por la vida ajena que mencionan”.

El caso marcó un quiebre en la prevención de los accidentes de tránsito en la ciudad. A partir de las muertes de Belén y Franco, la municipalidad comenzó a realizar controles más intensos y detectó que en promedio, el 20 por ciento de los conductores de la ciudad maneja borracho.

Hermosilla Soto (28) fue condenado el 12 de marzo del año pasado a 5 años de cárcel, que aún está cumpliendo. Nadie quedó conforme e incluso se generaron incidentes frente a la sede de la Cámara que dictó la sentencia.

El fiscal Pablo Vignaroli y los querellantes Javier Ottaviano, Roberto Berenguer (por Franco), Juan Kohon y Martín Marcovesky (por Belén) apelaron, al igual que el defensor Orlando Funes.

Las acusaciones pidieron que se le aplique la figura de homicidio simple con dolo eventual, y que se lo condene a penas de 15 a 25 años. La defensa en cambio abogó por la absolución.

Uno de los ejes de la controversia fue el grado de embriaguez del imputado. Para la fiscalía y las querellas, estaba borracho pero sabía lo que hacía y debió representarse que manejando a toda velocidad por un sector muy transitado, debió representarse que podía causar un accidente y no le importó. Para la defensa, su grado de embriaguez era de tal magnitud que no tenía conciencia de lo que hacía.

El día del hecho, a las 5 de la mañana, el acusado conducía por la avenida Olascoaga una camioneta Suzuki Grand Vitara que había comprado el día anterior. Estaba festejando su cumpleaños, había bebido en abundancia y tenía más de 1,70 gramos de alcohol en sangre (el máximo es 0,50).

A casi 100 kilómetros por hora y frente a la vieja sede de la Legislatura perdió el control, se subió a uno de los bulevares y atropelló a los adolescentes que caminaban de regreso a su casa.

El fallo del Tribunal Superior respalda la sentencia dictada por la Cámara Primera y ratifica que la figura que debe aplicarse es la de homicidio culposo.

“Las circunstancias referidas por los recurrentes (en alusión a la fiscalía y las querellas), no resultan suficientes para considerar que Hermosilla Soto se representó la posibilidad de tener un accidente y matar, y que dicha circunstancia le fue indiferente”, señaló el TSJ.

HERMOSILLA SOTO – FALLO TSJ

HERMOSILLA SOTO – FALLO CÁMARA

El caso Cabello, aquí.

Una reflexión sobre el tema, aquí.

La galería de fotos, aquí.

Share

Anuncios
  1. Sebastian
    30 mayo 2011 8:32 en 8:32

    En Puerto Madryn se condenó a Mario Esteller por homicidio simple con dolo eventual a la pena de 9 años de prision. El caso es muy similar. Un joven en estado de ebriedad, conduciendo a alta velocidad, que atropello y mató a dos hermanas, Monica y Veronica Sosa.

    El fallo completo del Superior Tribunal de Justicia de Chubut se puede descargar en el blog de la fiscalia

    http://www.mpfchubut.gov.ar/blog/?p=9822

  2. Peluca
    1 junio 2011 10:00 en 10:00

    A los asesinos penas de asesinos y no de ladrón de gallinas. Nuestro CP necesita urgentes mejoras que lo hagan evolucionar y adaptarlo a estos nuevos tiempos de libertinaje y “me importa todo un catzo”.

  3. Hector Luis Manchini
    2 junio 2011 21:11 en 21:11

    En el caso de Soto no se trató de una mera inmprudencia sino de temeridad, que significa excesiva imprudencia atreviendose a los riesgos, esa acción determina el dolo eventual que calificó la acción como homicidio con dolo eventual. Cinco años de prisión por dos jovenes vidas, perdidas por la desatinada acción un individuo que sabiendo lo que hacìa, que estaba estramadamente ebrio (1,80), que conducía a estrema velocidad, pasando alocadamente coche tras coche, a la salida de los boliches, que no intento ninguna maniobra elusiva ni accionó los frenos antes del impacto fatal, el TSJ exige a los representantes de las vìctimas que prueben que el nombrado se planteó la posibilidad del injusto y que esta situación no le importó. Obviamente que fuè así sabìa lo que hacìa, su estado de ebriedad que le prohibía conducir, el riesgo indudable de perder el control del vehìculo y matar por su conducta temeraria. Si eso no es dolo eventual podemos afirmar que el dolo eventual no existe an el derecho penal argentino. Hay que sentarse, apreciar detenidamente el caso, estudiar las distintas posibilidades, apreciar las pruebas segùn las reglas de la sana crìtica y aplicar la ley haciendo justicia.

  4. María
    2 junio 2011 23:45 en 23:45

    Qué triste que tengamos que lamentar muertes físicas de un lado, y del otro muerte de espíritu, porque alguien que atropella a una persona bajo los efectos no deseados del alcohol, debe tener una culpa para toda la vida. Mis pésames a las dos partes. Pero me pregunto: por qué no se hace un buen plan preventivo de control de rutas calles, educación vial desde las Escuelas?

  5. Tino
    4 junio 2011 15:07 en 15:07

    Manchini acierta solamente en una cosa. El dolo eventual no existe en el derecho penal Argentino. No está definido en ningún cuerpo normativo. Es un invento doctrinario de imposible prueba (requiere probar -sin que puedan quedar dudas- que la persona supuso que podía matar a alguien y no le importó.) y que se usa en casos como este, en el que como 5 sños de prision parecen “pocos” para gran parte de la sociedad, entonces los jueces se ven tentados a suplir al legislador y aplicarle una escala distinta a la prevista por la ley. Como quien dice “Para la tribuna”. A nadie se le ocurre enseñar a manejar, limitar la venta de alochol, realizar mejores controles preventivos (antes de que la gente se muera, no despues como en este caso) y de ultima, pedir que se discuta en el congreso si 5 años de maxima para homicidios culposos es poco o mucho o esta bien.

    • Lola Mora
      7 junio 2011 15:27 en 15:27

      además, si miramos las escalas penales vigentes en nuestro Código Penal, al legislador nacional le importa más un robo calificado por el uso de armas (de fuego, de utileria, cuchillo, etc) -que está penada con hasta casi 15 años de reclusion o de prisión-, que la vida de una persona……………… qué incongruencia!!!!!!!!!!

  6. Tino
    4 junio 2011 15:10 en 15:10

    Me olvidaba. Excelente el voto del Dr. Rodriguez Gomez. Quedan jueces que conocen y aplican el derecho, a pesar de las presiones mediaticas y sociales.

    • Violencia Rivas
      4 junio 2011 18:24 en 18:24

      porque no son tus hijos los que fueron asesinados. ¿no?

      • camilo
        9 junio 2011 16:02 en 16:02

        y vos pedís 25 años de cárcel porque no es tu hijo el imputado, no? Desde ya que si involucramos a nuestros seres queridos es imposible hacer un análisis objetivo, por eso se requiere de los jueces que sean imparciales y que juzguen con la ley y no con deciiones voluntaristas. Este fallo es impecable, guste o no es un correcta aplicación del derecho

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: