Inicio > Uncategorized > Una declaración de inocencia que se convirtió en una confesión (en el caso del asesinato de Micaela Recchini)

Una declaración de inocencia que se convirtió en una confesión (en el caso del asesinato de Micaela Recchini)

Héctor Cortez es el único detenido acusado por el asesinato a golpes de Micaela Recchini, su pareja durante nueve años, con la que tuvo dos hijos (más detalles del caso, aquí). Hoy, en la última audiencia del juicio oral en su contra, habló por primera vez en 19 meses. Fue, pretendidamente, su descargo. Se convirtió en su confesión.

¿Qué dijo Cortez, sospechado de cometer un crímen de género que será llevado a la televisión? Su declaración fue de manual.

Se declaró inocente.

Contó lo mal que lo pasa en la cárcel (seguramente una de las pocas verdades que expresó).

Relató cuánto extraña a sus hijos (no puede verlos por orden judicial, tampoco sus familiares)

Aludió a una interna familiar entre Micaela y su madre, que aún en caso de ser cierta, no tiene ninguna vinculación con el caso.

Y habló de religión, con cita a un salmo bíblico incluido.

Más significativo es lo que no dijo Cortez.

No dijo qué hizo la madrugada del crimen, porque una oportuna amnesia borró de su mente los recuerdos justo en el umbral del desarrollo de los hechos que más lo comprometen.

No declaró su preocupación porque, si él es inocente, el asesino de su pareja está libre. Tampoco pidió que lo busquen.

No expresó que le provocara ningún sentimiento la espantosa muerte que su tuvo su compañera de toda la vida, a quien le destrozaron la cabeza a golpes.

En cambio, dijo que estar preso “no se lo deseo ni a mi peor enemigo”. ¿Es su estadía en la cárcel peor que el destino que sufrió Micaela?

La declaración de un imputado, así como su silencio, no hacen presunción en su contra según la ley.

El periodismo puede sortear ese corset (tendrá otros, sin duda). Esa libertad de la que goza el cronista es la que da cobijo a estas líneas.

La fiscalía pidió 25 años de prisión para Cortez, la querella, prisión perpetua, y la defensa, absolución. La sentencia se conocerá el martes 25. La nota en el diario, aquí.

COMUNICADO LA REVUELTA

Share

Etiquetas: ,
  1. 19 octubre 2011 11:29 a las 11:29

    Felicitaciones, excelente análisis. Ojalá haya una condena ejemplar para este caso testigo en la violencia de género, sobre todo pensando en que podría recibir menos penas porque la pareja no estaba legalmente casada. Esperemos que eso no suceda.

    Saludos

  1. 18 octubre 2011 19:35 a las 19:35

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: