Inicio > Uncategorized > Mano dura

Mano dura

 

Y yo que creía que el secretario de Seguridad del gobierno era un representante de la ciudadanía ante la policía. Parece que es al revés.

El cargo está vacante.

Los interesados saben ahora cuál es el perfil del candidato que se busca para cubrirla.

Share

Anuncios
  1. el té de mediamañana
    15 diciembre 2011 12:10 en 12:10

    No, ni representante ante, ni policia.
    Si se admite lo primero la policia se convierte en clan, corporación, en “la mejor policía del mundo”, olvidándonos de que son empleados públicos con un muy particular tipo de funciones.
    Si se admite lo segundo, una persona que no es técnica en dicha área de saber, cuyas funciones son dirección y supervisión de índole políticas, abandona esta posición e incumple su rol.
    El cumplimiento de éste rol es importante tanto para la función de la policia como para prevenir o neutralizar sus desviaciones -que las hay en toda entidad administrativa-.
    Todo lo cual no tiene nada que ver con el compañerismo, respeto o hasta buena “onda” que hubiese.
    Tal vez, el “perfil” correcto, que estimo se encuentra en la ley que organiza la administración publica provincial, es la de un funcionario capacitado para el diseño político de los objetivos los cuales se cumplen mediante los actos de prevensión y represión del delito.
    Es una relación entre diseño estratégico (ministerio y jefatura policial), diseño táctico (jefaturas policiales de segundo órden) y ejecución profesional que está a cargo del resto de los componentes de la institución.
    Si lo pensamos así, tal vez podemos ir desvinculando las comisarías, direcciones de policía de la politica, logramos que la institución sea políticamente neutral, y que la cúpula sirva para que desde lo técnico de diseñen planes de seguridad y asistencia a la población más cercanos a los ideales de vida democráticos.
    Los milicos españoles tienen una experiencia muy particular del trato con los nuestros, indican que recién ahora están compendiendo que la relación mando-obediencia se realiza dentro de una asignación de roles.
    Los roles vienen dados por la ley -en sentido lato- e implican un respeto a incumbencias de saber diferenciadas que deben en un momento trabajar juntas.
    El desafío de la democracia es incluir a sus “policias” dentro de las rutinas de la sociedad civil y que los los efectivos de policia -y sus cúpulas- se entiendan también como parte de la misma asumiendo las responsabilidades que ésto implica.
    Se los dejo para pensar

    • Daniel
      18 diciembre 2011 21:10 en 21:10

      Es muy interesante el comentario. Comparto. Estoy convencido de que una muestra cabal de que no sabemos muy bien cual es el Rol de la Policía es que la Reforma Procesal Penal de la Provincia no los tuvo ni en cuenta.
      Es, según pienso, es grave si se tiene en cuenta nada más un dato: La Policía aporta más del 85 % de los casos que procesa el Sistema Penal.
      También es para pensar.
      Saludos!

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: