Inicio > Uncategorized > Los policías no quieren fotos mientras pegan

Los policías no quieren fotos mientras pegan

El uso masivo de las cámaras digitales ha permitido, entre otros nuevos fenómenos sociales, que personas comunes registren hechos violentos. Eso es lo que intentó hacer un joven neuquino: quiso tomarle una foto a un grupo de policías que golpeaban a dos personas. Cuando los uniformados lo descubrieron le sacaron la cámara y le pegaron. Un amigo que lo acompañaba terminó en la comisaría.

Los hechos ocurrieron tres días antes de la última Navidad pero recién trascendieron ahora. La fiscalía pidió la indagatoria de uno de los policías involucrados, y el juzgado tiene que resolver si le hace lugar.

De acuerdo con la denuncia, dos amigos y compañeros de trabajo regresaron al barrio donde viven alrededor de las 6 de la mañana, luego de participar de un asado de despedida del año en la casa de un vecino.

Escucharon la frenada de un vehículo y ruidos, por lo que se asomaron a ver qué sucedía. Y observaron a tres policías que serían de la comisaría Tercera golpeando a dos muchachos que estaban tirados en el suelo.

Uno de los amigos tenía en su poder una cámara fotográfica y enfocó a los policías para registrar la escena, pero los uniformados lo vieron y se le fueron encima.

Al mismo tiempo, según la denuncia, apareció un vehículo tipo Trafic de la policía del cual descendieron más efectivos. Entre todos comenzaron a golpear a los dos amigos, a uno le apuntaron con una escopeta en la cabeza, y le sacaron la cámara de fotos aunque no lo detuvieron porque toda la familia salió a defenderlo.

En cambio al otro joven le sustrajeron el teléfono celular, lo subieron a la camioneta y lo llevaron a la comisaría Tercera, donde permaneció detenido hasta las 15:30 del mismo día.

Cuando recuperó su libertad fue al hospital Bouquet Roldán, donde certificaron los golpes recibidos, y luego se presentó en la fiscalía para hacer la denuncia.

Hubo una rueda de reconomiento en la cual el joven señaló a uno de los policías que participó del operativo, y que quedó imputado en la causa por presuntos apremios ilegales.

El caso guarda mucha similitud con el que se conoció la semana pasada. En esa ocasión tres jóvenes que circulaban en automóvil le pidieron a un grupo de policías de la comisaría Segunda que dejaran de golpear a dos muchachos esposados.

Los policías salieron a perseguirlos, los detuvieron, golpearon y esposaron, y los mantuvieron detenidos en la comisaría Segunda.

También por ese hecho se presentó una denuncia penal en la fiscalía.

Share

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: