Inicio > Uncategorized > Costó muchísimo más que lo presupuestado, no se puede usar, pero hay una buena noticia: no pagaron sobreprecio

Costó muchísimo más que lo presupuestado, no se puede usar, pero hay una buena noticia: no pagaron sobreprecio

En la construcción de la cárcel de Senillosa “no hubo sobreprecios”, según el dictamen de un perito contador del Poder Judicial en base al cual el fiscal Ignacio Di Maggio archivó la investigación. El edificio licitado por Jorge Sobisch jamás fue inaugurado. Costó más de 105 millones de pesos contra los 41 millones presupuestados al momento de la adjudicación en 2004, producto de la redeterminación de los precios.

En una resolución que pueden descargar al final del post, el fiscal constató que la cárcel tiene “múltiples falencias edilicias y funcionales” que impiden ponerla en funcionamiento “con los estándares de seguridad que resultan dable esperar”. Sin embargo, aclaró que tales falencias “ninguna incidencia poseen” sobre la investigación del pesunto sobreprecio.

El archivo de la causa fue dispuesto por Di Maggio “por considerar que en la ejecución de la obra no hubo conductas delictivas objeto de persecución penal”.

No es definitivo, ya que si aparecieran pruebas en el futuro, el caso podría reabrirse.

La investigación comenzó con una orden del ex fiscal ante el Tribunal Superior, Alberto Tribug, en base a declaraciones periodísticas. El fiscal Di Maggio alude a ellas: “no hubo sobreprecios más allá de las conclusiones personales que algún funcionario supuso al dividir el monto total erogado por el número de internos probables de alojar en el establecimiento, conclusiones éstas que no se comparten”.

El funcionario es el vocal del Tribunal Superior de Justicia Guillermo Labate, quien el 11 de junio de 2009 dijo a la prensa: “Teniendo en cuenta que alojará a 400 internos, 200.000 pesos de costo inmobiliario por interno me parece desmedido, o excesivo al menos”. En esa fecha se había indicado que la construcción del complejo había costado 80 millones.

Di Maggio también señaló que “la inoperatividad (de la cárcel) y el supuesto abandono de la obra pública, sumado al elevado costso de su realización, hicieron sospechar fundadamente de la existencia de sobreprecios en la redeterminación de los valores acordados contractualmente”.

CARCEL DE SENILLOSA

Share

Anuncios
  1. alfredo
    9 abril 2012 21:46 en 21:46

    a ver si me queda claro… el señor fiscal archiva una causa …“por considerar que en la ejecución de la obra no hubo conductas delictivas objeto de persecución penal”. O sea que que pagamos por una obra que no funciona. que tiene serias deficiencias a 105 millones de pesos y no hay delito?…. .. estafa no?…. si yo fuera muy ingenuo tendrìa que decirle que vuelva a estudiar…de todas formas en los pasillos judiciales y en casos en donde el delito es hurto, robo, robo calificado, que fue ejecutado por negros, feos, sucios y pobres… allí se nota el rigor de la investigación fiscal y la implacable mano de la señora justicia

  2. 9 abril 2012 23:46 en 23:46

    Lamentable el dictamen del Fiscal… la única verdad es la realidad y hoy no se sabe a ciencia cierta si en esa construcción puede funcionar una cárcel o un lavadero de automóviles y en otros espacios de ropa. Tanto que hablan del Consejo de la Magistratura..este Fiscal fue producto de la anterior gestión del Consejo y por supuesto la Asociación de Magistrados…mutis por el foro…-

  3. InDubio
    11 abril 2012 17:23 en 17:23

    ATEN tiene que pagar los daños generados a una empresa por una medida de fuerza. No estaría mal que algun funcionario le pague con su patrimonio al pueblo de Neuquen por los daños generados por gastar una pila de guita en un mostruo de cemento que no sirve ni para hacer un salon de fiestas.

  4. 11 abril 2012 20:33 en 20:33

    El raro concepto que el fiscal Di Maggio tiene del Rol del Ministerio Público que integra y sus argum,entos y conclusión respecto de la carcel de Senillosa me llevo a escribir lo que sigue:
    41 + 4 = 105 y aquí no ha pasado nada

    En los medios periodísticos del 10 de abril del 2012 se informa que luego de tres años de investigación, el fiscal de Delitos contra la Administración Pública, Ignacio Di Maggio, resolvió archivar la causa por supuestos sobreprecios en la cárcel de Senillosa por considerar que “no hubo conductas delictivas”. Sin embargo, confirmó “la existencia de múltiples falencias edilicias y funcionales” en la obra que demandó más de 100 millones de pesos pero que aún no se inauguró.
    En su dictamen el fiscal Di Maggio sostuvo que en la ejecución de la obra no hubo conductas delictivas considerando sustancialmente al formular su aseveración el informe de un perito contador del poder judicial quien afirmó que los los 41 millones de pesos de 2004 equivalieron a los 105 de enero de 2008.
    Que sin `perjuicio de lo expuesto el fiscal denuncia una serie de graves fallas e irregularidades en la construcción de la carcel que impiden su operatividad remarcándo entre ellos la falta de una línea energética con suficiente potencia para abastecer el complejo; la instalación de cables internos a la vista; riesgo de inundación; y sectores que las cámaras de seguridad no alcanzan a cubrir, entre otros, todo lo cual debió ser constatado por los funcionarios públicos pertinentes y que en principio generan un comportamiento ilìcito de la firma encargada de la obra y una serie de acciones anómalas que requieren la correspondiente intervención del ministerio público fiscal que se rechaza por el Dr. Ignacio Di Maggio por exceder el objeto de la invetigación.
    Lo expuesto merece un par de cuestionamientos por la ligereza con que, en este supuesto, se conduce el señor fiscal.
    En efecto el funcionario judicial debió fundar su dictamen en algo má que el informe de un perito contador del poder judicial.
    En el periodo investigado no hubo inflación galopante ni trabas a la importaciones como ocurre ahora que pudieran justificar el grosero incremento en el precio de la construcción que supera el 100% de lo contratado.
    Por otro lado las graves falenciás detectadas son de tal magnitud que para hacer funcionar el establecimiento carcelario será necesario invertir una suma igual o mayor a la ya pagada por el Estado Provincial.
    Además se ha realizado un pago sin causa ya que si la carcel no puede habilitarse, esto es no puede cumplir el destino para el que fué pensada, no se ha entregado ninguna obra sino un conjunto de unidades edilicias de mala calidad que no puen ser ocupadas. Es decir se pagó por nada.
    Todo ello ocurrio por falta de control del Estado y mala fé e impericia del constructor y ello significa conductas y acciones contempladas ern el Código Penal que requieren la urgente intervención del fiscal por ser el titular de la acción penal en delitos de esta naturaleza.
    En suma la cuestión no se arregla con la operación 41+4= 105 y al archivo el expediente que aquí no ha pasado nada, sino que el Dr. Di Maggio que detecto las anomalías debe adoptar las medidas que sean menester para resolver las responsabilidades que corresponda asignar en cada caso.
    Una decisión diferente será consagrar una vez más la impunidad en un caso de extrema gravedad que tuvo origen en el gobierno de Jorge Sobisch y que se concretaría institucionalmente en este momento.
    Como se ha señalado “…el ministerio público fiscal es un organo estatal que procura el esclarecimiento de la verdad en que reposa la justicia”(Almeyra- Baez, C.P.P.N) comentado, pag. 123.
    El pueblo neuquino espera las pertinentes investigaciones respecto de las graves irregularidades denunciadas por el Dr. Di Maggio y la operatividad de la carcel sin abonar un solo peso más.

  5. Lencina Olga Alicia
    11 septiembre 2012 22:40 en 22:40

    Y aca no ha pasado nada, y mientras la comunidad de Senillosa continúa esperando el despegue económico que nos prometieron con la construcción de la Carcel. Según los que nos hicieron el verso, Gobierno Municipal de Farias Sergio Antonio, sería un modelo de Seguridad, traería el tan ansiado progreso a la Ciudad, trabajo para la gente, se movilizaría toda la economía regional y con el movimiento que generaría habría trabajo para todos, durante la construcción, cuando estuviese en funcionamiento, en la cocina, en la lavandería, para los guardiacarceles, en fin, se reactivaría la construcción por las viviendas que se construirían para el Personal Penitenciario que vendría a vivir a Senillosa con sus familias, ya que su construcción estaba prevista para internos que necesitaban máxima seguridad. Durante la construcción, Gobierno Municipal de Bettiga Raúl Rolando, nunca llegó la concreción de todo lo prometido anteriormente, se inauguró simbólicamente, se mostró lo que quisieron mostrar para las fotos, y, nada mas. Y ahí esta, la gran mole de cemento que sigue esperando no se que, porque tal parece que no es segura, no esta bien construída, y, una vez mas nuestra Ciudad recibe mas de lo mismo: mentiras y mas mentiras de progreso y bienestar. A 30 km de Neuquén Capital, Senillosa, una comunidad que sigue esperando lo que muchas veces nos prometieron. Cuando hablan de tantos millones invertidos, mas de 100 millones de pesos, me sigo preguntando si no tendrían que estar ahi los responsables de tanta desidia, inoperancia, falta de compromiso con la ciudadanía. En fin, que se le va a hacer, esa es la triste realidad para nuestra comunidad.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: