Inicio > Uncategorized > Pocos avances con las leyes que necesita el nuevo Código Procesal Penal de Neuquén

Pocos avances con las leyes que necesita el nuevo Código Procesal Penal de Neuquén

El Código Procesal Penal (aquí en pdf) necesita cuatro leyes fundamentales: la ley orgánica del Poder Judicial; la del Ministerio Público Fiscal, la del Ministerio Público de la Defensa y la de la Policía.

De la primera de esas leyes hay un borrador que, en cuanto esté listo, será elevado al Tribunal Superior. De la segunda, la Asociación de Magistrados ya le presentó un texto a Ricardo Kohon. Las otras dos son aún apenas una intención.

Hablé con dos jueces con rango de camaristas sobre el tema. Expresaron su preocupación porque ya pasaron más de seis meses desde la sanción del nuevo Código Procesal y se han producido pocos movimientos que apunten a su puesta en marcha. “Apenas hubo un par de cursos de capacitación de los que participaron unos pocos”, coincidieron.

El Código entrará en vigencia en enero de 2014. “Falta un año y medio que se pasa volando. Hay que intensificar las capacitaciones, y no sabemos cuánto va a tardar la Legislatura en aprobar las leyes que necesitamos”, me dijeron.

Y así me enteré que la Ciudad Judicial estuvo a punto de convertirse en un elefante blanco. O, para poner un ejemplo más cercano, en la cárcel de Senillosa: una enorme estructura que no se puede utilizar. Es que se está construyendo en base a los planos de 2005 y no contempla las necesidades que tendrá la justicia neuquina a partir de la aprobación del nuevo Código Procesal Penal en 2011. Por ejemplo, no estaba prevista una sala lo suficientemente amplia para que se realice un juicio por jurados.

En el Poder Judicial lo advirtieron semanas atrás y pidieron la paralización de algunas obras y la readecuación de ciertos sectores. Incluso se creó, por disposición del Tribunal Superior de Justicia, una “comisión edilicia”, que tendrá como misión “evaluar con anticipación las adecuaciones que pudieran ser necesarias en cuanto a distribución de los espacios físicos y demás aspectos inherentes a la utilización del nuevo edificio”.

Así consta en un decreto firmado el 13 de junio por el presidente del Tribunal, Ricardo Kohon (aquí en word).

Uno de los jueces mencionados antes me contó que “la obra responde a la época actual, con seis juzgados de Instrucción, más otros tres proyectados, tres cámaras criminales… nada de eso va a existir cuando entre en vigencia el nuevo Código”.

Agregó que “ni siquiera estaba prevista una sala lo suficientemente amplia como para que puedan estar los jurados”.

El otro magistrado lo atribuyó a que “los planos se hicieron en 2005. Tan reformistas que decían que eran los vocales de esa época y proyectaron un edificio que iba a ser viejo antes de inaugurarlo”, ironizó.

Como primera medida se frenaron algunos trabajos, por ejemplo la colocación de paneles divisorios en ciertos sectores.

Todavía no se sabe si este retoque provocará otra demora en el final de obra. Lo último que se supo es que la empresa prevé terminar la construcción el 30 de setiembre, pero habrían surgido otros problemas de infraestructura que podrían demorarla más aún.

La foto es de Matías Subat.

  1. abrumado
    25 junio 2012 8:59 a las 8:59

    Bueno, habrá más ajustes en el precio de la obra.

  2. hectormanchini
    25 junio 2012 9:42 a las 9:42

    En el mes de diciembre del 2011 advertí por distintos medios que la Ciudad judicial no se ajustaba al nuevo procedemiento de juicio por juradaos. Nadie me escucho. La nota se titulaba “Baratijas, espejitos de colores y decia lo siguiente:Si usted decide efectuar una reforma sustancial a su empresa cualquiera sea el campo en que se desarrolle, productos alimenticios, fabricación de electrodomésticos, la enseñanza en diferentes niveles, la cría de cerdos, servicios de gimnasia y masajes, etc., sin duda que previo a anunciar su puesta en funcionamiento usted habrá suscripto al menos un precontrato con personal capacitado para llevar a cabo las nuevas labores que tendrá el renovado sistema que obstinadamente decidió implementar, por su viejo capricho, ese berretín de pibe que nunca fue y hoy después de tantos años de esfuerzo se da cuenta que la vida se le escurre entre los dedos. Sabrá sin duda el costo del cambio, pues en última instancia este se realiza para conseguir beneficios certeros que superen la situación actual, tendrá claro además el lugar, el sitio preciso e indispensable para que se concrete la modificación y recién allí, cuando estén claramente definidos los requerimientos sustanciales de esa novedad, Usted anunciara con bombos y platillos la nueva modalidad que tendrá su emprendimiento. Para decirlo con más claridad daremos un ejemplo. Usted tiene una clínica y decide incorporar una sala de diagnóstico por imágenes. Obviamente el primer espacio que se asegura es el humano. Jamás se atrevería a anunciar la incorporación de un servicio tan especial sin contar con los profesionales debidamente capacitados, además habrá hecho los cálculos para determinar con el menor margen de error el presupuesto que requerirá el correcto funcionamiento del servicio que le cambiará la cara a su empresa y por supuesto contará sin duda con el espacio físico debidamente acondicionado para las nuevas prestaciones. Eso sucede siempre o casi siempre, porque en el Poder Judicial Neuquino, donde se ha implementado un novísimo y modernoso Código de Procedimiento Penal, no es así. En efecto, la Sra. Presidenta del TSJ Dra. Graciela Martínez de Corvalán en entrevistas concedidas a distintos medios periodísticos, puso de manifiesto que el nuevo modelo llevará una capacitación larga y un cambio cultural respecto de cómo gestionar este régimen procesal penal que no tiene nada que ver con el actual, un sistema de última generación respecto a la realización del juzgamiento de delitos y aplicación de penas, que comenzará a regir dentro de dos años y que hoy no tiene personal capacitado para hacerlo realidad, ignorándose además la manera de gestionar el adelantado esquema procedimental . Así la Sra. Presidenta del TSJ afirma que eso también llevará un tiempo, porque habrá que armar la nueva estructura en base a los recursos humanos que tenemos. Hoy el Poder Judicial neuquino no esta en condiciones de concretar la nueva ley de forma y por eso solicita para su realización un plazo de dos años. Para ahondar la confusión general tampoco se tiene una idea exacta del costo del nuevo modelo. La Sra. Presidenta dice sobre el punto que las cuentas se irán modelando de acuerdo a lo que vayamos programando, no obstante da una pista cuando respecto de la CIUDAD JUDICIAL enfatiza que por la MAJESTUOSIDAD tendrá mucho costo, pero tiene adelantos técnicos importantes. Más que cantidad necesitamos un mantenimiento específico. En suma el nuevo modelo será costosísimo, y a cargo de los sumisos y mansos contribuyentes neuquinos. Se supone que funcionará en la obra en construcción a la que se le dio el nombre de “Ciudad Judicial”, que la Sra. Presidenta estima su finalización en el segundo cuatrimestre del año próximo. En suma el ambicioso nuevo modelo acusatorio que incorpora el Juicio por Jurados, se consagró careciendo de sustento suficiente que permita afirmar con certeza que en dos años o en el tiempo que sea será una concreta realidad, plena y eficaz. En efecto, si se carece de elemento humano capacitado, si se ignora la forma de gestionar el sistema aplaudido por la legislatura el día de su sanción, como así también el costo aproximado de su implementación, ignorándose el plazo en que culminarán las obras que recibirán a abogados, jueces, fiscales, jurados y público, no es errado afirmar que el relevante sistema de Juicio por Jurados es tan sólo una ley errante en la imponente ciudad del Neuquén, tan lejos del interior neuquino -desértico y pobre-, obviado por los autores del pretensioso proyecto. En definitiva un conjunto inconexo de baratijas, esto es, espejitos de colores.(www.derechodelavictima.com.ar)

  3. javier
    25 junio 2012 21:58 a las 21:58

    Berto: el camarista de la Càmara de apelaciones criminal con competencia provincial que te tiró algunos datos se olvidó de decirte que el gobernador ha dicho que no tiene un peso para aportar para la reforma procesal, además està la gran trampa: hicieron el juicio por jurados obligatorio, con lo que, la falta de presupuesto para llevarlos a cabo, serà la excusa perfecta para no implementarlo; además existe una gran resistencia del sistema nuevo por importantes actores y noveles …

  4. hectormanchini
    26 junio 2012 12:40 a las 12:40

    La ciudad judicial y sus continuos reclamos de más dinero, sus sorpresas permanentes de fallas de infraestructura, su falta de adaptabilidad para el juicio por jurados, mi mala salud hará que no vea concretado ni uno ni otro. Y aún cuando sobreviva no tengo duda que no se terminará jamás y que el juicio por jurados no se implementará. Para cinco años el juicio de mi hijo y no tengo un fiscal que eleve causa a juicio ni un tribunal que dicte sentencia. Los últimos dos TSJ decretaron la impunidad para los dueños del poder, sus hijos y amigos- Me gustaría saber cuando dejaran de designar secretarios, prosecretarios, subsecretarios, etc en el TSJ. Entiendo los hijos de los amigos nunca se acaban.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: