Inicio > Uncategorized > Ganar con cero

Ganar con cero

Nótese que en el concurso para la defensoría penal de Neuquén capital, el primero en el orden de mérito provisorio después de dos etapas de evaluación le lleva una ventaja imposible de descontar a quien se ubica en segundo lugar, cuando resta una sola fase: la entrevista personal.

Lo cual quiere decir que si en la entrevista, el que va primero obtiene un improbable 0 de promedio, y quien está segunda obtiene el máximo posible, 20 puntos, aun así, el ganador del concurso es quien está primero al cabo de dos etapas.

¿Pero puede/debe ser declarado ganador quien a criterio de los consejeros no reúne los requisitos para el cargo?

¿Estamos ante otro hueco del sistema de evaluación?

Le pido disculpas a los y las participantes de este concurso por utilizarlo como ejemplo. No quiero/deseo/pienso/espero/anhelo/promuevo que suceda nada de lo aquí expuesto como mera especulación teórica.

  1. 123456
    28 junio 2012 20:57 a las 20:57

    Todo es posible, ya nada me sorprende

  2. jose garcia
    28 junio 2012 21:52 a las 21:52

    … pero tengo la sesacion sr. bloguero q si algo de lo que dice pasa Uds. se sentiran mejor… igual que numerito …

  3. Fernando
    28 junio 2012 23:24 a las 23:24

    Es que matemáticamente no sólo es posible ganar con 0 en la entrevista personal. Tambièn lo es sacando 0 en los antecedentes, o en la evaluación oral o la escrita. Si hay dos candidatos y uno tieene el máximo de puntos por antecedentes (40) y el otro sólo 5 puntos, Aún sacando el primero 0 puntos en el escrito y seis en el oral, llegará mejor calificado a la entrevista. Y si el que gana tiene que tener 0 en alguna etapa, prefiero que sea justamente esta, la de la entrevista eprsonal ya que no deja de ser una impresión meramente subjetiva de los consejeros. Las otras etapas son al menos más objetivas, y el que saca 0 en el examen seguro que es porque no sabe, el 0 de la entrevista me huele más a acomodo político del otro candidato.

    • abrumado
      29 junio 2012 0:39 a las 0:39

      Sin contar que te el puntaje de antecedentes lo ponen conforme lo que se les ocurre; aunque puede ser impugnable.

    • Maria Elisa
      29 junio 2012 8:20 a las 8:20

      Nadie puede tener 40 puntos con estos consejeros, en antecedentes. Si se presentase Zaffaroni a un concurso con nuestros sres. consejeros a lo sumo le ponen 22.

  4. abrumado
    29 junio 2012 0:06 a las 0:06

    La constitución indica oposición -examen- y antecedentes; esto es la etapa 1 y 2.

    La tercera etapa no está contemplada como necesaria, y no es ni de oposición ni de antecedentes.

    Así gano la Dra. Martina que no tenía ningún competidor -oposición- en la entrevista ¡y está bien que sea así!

    Cuando hay un solo inscripto o uno solo para rendir la “oposición” es con otros y suspenden el concurso, cuando hay uno solo para la “entrevista” la oposición es con el CM y gana ésta señora -insisto, para mí está bien-.

    La oposición se verifica al analizar antecedentes, y al examinarse, punto.

    Y no es por que haya competidores, sino, porque “puede haberlos” en tanto la publicidad y accesibilidad al concurso estuvieran aseguradas.

    Sin contar que los “requisitos mínimos” son los que indican las condiciones, vale decir “el cuatro” para acceder al puesto concursado, y no son disponibles o siquiera evaluables -se constatan o no-.

    Ahora bien, todo lo que sea por sobre “los mínimos”, mediante pruebas revisables, refutables, constrastadas por los interesados -y hasta terceros- es lo que hace objetivamente que fulano gane a perengano.

    Los “antecedentes” son calificados como se les dá la gana, los examenes a veces no permiten “la otra versión jurídica”, pero dentro de todo tienen un sistema de impugnación, de verificación de contenidos, y son prueba objetivas.

    El resto son meras opiniones sobre el concursante. Especialmente cuando las diferencias -como este caso- en puntajes entre el primero y el segundo no son escasas.

    Debe de notarse que, a Francico D’Albora podrán refutarle la calificación del examen, pero no hay procedimiento para refutar la entrevista personal. Y nunca hicieron caso cuando se les impugnó dicha “inventada” etapa, caso la Jueza Correccional de Zapala.

    Es un agujero en los inventos de los que se hacen con siete sueldos de camarista al ser vocales del CM.

    Lo interesante sería ver cómo lo fundamentarían… bueno, ellos no fundamentan, escriben cosas al estilo “composición tema mis vacaciones”.

    Luego nos desgarramos la ropa por las cosas que tenemos que leer en Mesa de Entradas y pataleamos por los desastres como los que nutren las noticias.

  5. Arteche
    29 junio 2012 9:14 a las 9:14

    ya que estamos….una pregunta: la aptitud psicofisica cuando se contempla? antes, durante o despues del concurso?…es requisito para todos los postulantes o solo para quienes resultan ganadores?…a quien le encomiendan tan delicada tarea? tengo entendido que para algunos cargos hay un grupo de psicologos designados por el CM mientras que para otros se lo encargan a una consultora privada….es asi?….saludos!

    • una de sus víctimas
      29 junio 2012 12:48 a las 12:48

      1 – no se mide la aptitud psicofísica, sino que se pide un “perfil” de personalidad.
      2 – no se hace con peritos, sino con especialista
      3 – tal informe es “secreto” para el postulante hasta tanto terminara el concurso -olvidense lo de adquisición de la prueba, control, cadena de evidencia, o simplemente revisión de los contenidos-.
      4 – las pruebas no son las acordes según todos los profesionales que toman conocimiento de las mismas y no se exige a los “psicologos” -ni siquiera psiquiatras- que fundamenten ante el postulante los mismos
      5 – no se permite tampoco acceder a esa información al postulante ni refutarla durante el proceso; hay una “devolución” posterior al proceso de selección si la pide el interesado
      6 – debe realizarse obligatoriamente antes de dar el examen.
      7 – no cumple con ninguno de los requisitos legales propios a un Estado de Derecho siquiera demoburgués, menos “democrático”.

      Si Ferrajoli mirara este proceso de selección de personal nos diría “fachos”.

      Hay un cambio en las gentes que lo hace -esto por referencias de sus víctimas- antes estaba a cargo -o más presente- un tal Chapar quien sabía indicar “fortalezas” y “debilidades” sin escribir estupideces sobre los concursantes.

      • Arteche
        29 junio 2012 13:54 a las 13:54

        1. gracias por la respuesta
        2. lamento te sintieras victima de una evaluacion semejante
        3. quien define el “perfil”? estaria bueno saberlo no?
        4. perdon pero discrepo con el “ni siquiera psiquiatras”, ya que no hay relacion de jerarquia ni subordinacion entre una profesion y la otra.
        5. en cuanto a que no cumple con requisitos legales, me pregunto que dice el CM, el TSJ, los Legisladores al respecto.
        un saludo!.

        • otro que paso por esa situación
          29 junio 2012 18:23 a las 18:23

          La “3” te la contesto yo: nadie puede definir un perfil porque el mismo está contenido en las constituciones nacional y provincial que requiere idoneidad.
          El perfil es una hipotesis de trabajo para investigar: el perfil del presunto asesino serial.
          Juzgarte o evaluarte por el perfil es hacerlo por quien sos y no por lo que haces, la responsabilidad o la posibilidad de excluirte por tu incapacidad depende de una patología qeu se manifieste concretamente.
          El perfil arroja un estilo de vida vale decir que te discrimina y no te juzga o evalua por hechos comprobados sino simplemente hipotéticos..
          ESTO ES POR QUE ES ILEGA, ademas, si impugnas ese examen te niegan la posibilidad de rendir… evidencian la absoluta mala fé. Tal vez por eso cada vez menos gente se anota o continúa en los concursos.
          Ni te cuentos si analizamos el tema desde la perspectiva de la actual ley de salud mental -que está muy mal escrita, pero tiene elementos muy rescatables-.

          La “4” estás equivocado: para indicar una enfermedad que te impida el ejercicio de un trabajo tenés que tener un medico legista o un psiquiatra, yo soy de amplio criterio, un psicologo que cuente con la especialización, vale decir, un psicologo forense podría opinar sobre el tema.

          La “5” si bien en reiteradas oportunidades el TSJ de nuestra provincia tuvo que “negociar” con concursantes excluídos en razón del “psicotecnico” en todas negoció dando otro cargo semejante pero no el mismo.
          Eso sí, se trataba de concursos hechos por el propio Poder Judicial, y donde las cosas fueron tan oscuras como en estos casos; reconozcamos que algo de Derecho saben y no van a comerse el descrédito que hoy tiene el CM al cual si lo cambian por tres profesores contratados cada año -manteniendo los empleados- nadie los va a extrañar-
          El CM es el que hace el entuerto: actua la desviación; la legislatura tiene un rol muy cómodo, el consejo es el que hace el trabajo sucio y ellos dejan hacer. Tu preguta fué medio naïf. O pretendes que digan somos malosos,
          Pedile a Berto que investigue los últimos exámenes y si hay una impugnación ante el Tribunal y por qué argumentos.

          Lo cierto, si hoy permitimos que un órgano del Estado deje de lado a un postulante con nota casi perfecta por ser de una determinada manera, como es obeso mórbido, de patrones morales rígidos, o esceptico religioso, mañana dejaran fuera del sistema a una lesbiana, a un gay, o a un “padre de familia católica”, porque no les gusta.

          En cuanto a perfil, mire, definir un perfil para un cargo es fruto del pensamiento fascista propio al subdesarrollo. Si tengo un problema con acciones de una SA que heredó un menor, quiero el perfil de Vitolo, si tiene un problema de Contencioso Administrativo el del Dr. Moreno -de Capital Federal-, si es un problema penal Vitale, si es un problema realmente minoril y de Derecho de Familia pueden ser Osés o Amicone. Pero, no al revés, in multitudinem virtutem omnia creatura adorante escribió el tipo que nos organizó la biología moderna.

          No hay un perfil, ni se puede permitir que en una sociedad democrática e inclusiva, lo hubiere o se pidiera; por más mayorías que se sumaran y más aplausos que compres o llenes con micros las galerías; somos múltiples, diversos y los juicios con los cuales debemos evaluar son concretos, demostrables, sabe o no sabe Derecho.

          • Arteche
            30 junio 2012 10:36 a las 10:36

            ok, prometo ser mas sagaz para la próxima…igual me intereso tu respuesta. saludo!

  6. abrumado
    29 junio 2012 13:07 a las 13:07

    No podés ofrecer tu propio “perito” ni objetar los dichos del que te tocó.

  7. abrumado
    30 junio 2012 20:56 a las 20:56

    Ojo, a la legislatura no llega éste aspecto, ya le mandan la cosa cocinada y como si acá no hubiera nunca pasado nada de nada y todo son florecitas.

  8. Violencia Rivas
    30 junio 2012 22:44 a las 22:44

    El cero, como valor nulo, es un concepto que no existió ni en las más avanzadas civilizaciones del pasado, el sistema numérico romano no tenia cero y tampoco el babilónico a pesar de que estaban adelantadísimos en astronomía (para la cual se necesita la matemática), parece que fueron los indios (de la India no me corrijan por hindúes porque ser hindú es una religión hay indios cristianos -pocos pero hay-) y fueron los árabes que tomándolo de la india que lo utilizaron como posicional, no es lo mismo 16,160 o 1060 y como representación del vacío, de la nada.
    Ahora bien, después de esta introducción cuya ampliación si le interesa esta en toda la web así que pueden tranquilamente buscarla, me lleva al siguiente escalón del pensamiento.
    Cuando un postulante recibe como nota un cero, 0, el valor nulo, la representación del vacío, la nada (ya que no está como posicional), de parte de un consejero que no tiene ni los títulos, ni la experiencia, ni la trayectoria del candidato-victima, ¿qué le está diciendo? ¿Qué está diciendo a la sociedad toda que cual niño en el circo está expectante al borde del asiento esperando el juez/defensor/fiscal etc. que se está eligiendo? A ver, le puede decir: Usted es un nulo, este candidato es nulo, es el vacio, representa la nada. No reúne las cualidades requeridas y yo agregaría que no solo al cargo que se postula sino como humano, una persona que aunque no sea la reencarnación de Vélez Sarsfield por lo menos estudió no puede ser puntuada con cero, el cero es nada.
    Se entiende que una persona por el solo hecho de serlo no puede tener como nota un cero.
    Cero era la nota en el colegio por la entrega de la hoja en blanco, el vacio, la nada.
    Como verán es absurdo puntuar a alguien con cero máxime si como sucede en todos los concursos los postulantes son todos empleados del Poder Judicial así que una persona que trabaja ya en la administración de justicia no puede tener un cero, entonces es el vacio como persona laborante en su trabajo.
    Pocas cosas, aparte de la política económica de Moreno que se lleva todas las palmas, es más irrazonable que poner un cero a un abogado que llega a esta instancia final de un concurso, es más, por no haber renunciado en las etapas previas ya se debería considerar que arranca con un dos, un uno por presentarse y uno más por seguir.
    Y continuemos un escalón más ¿Quién tiene tantos pergaminos en el CM que puede poner un cero a un postulante?
    Ahí los quiero ver.

    • abrumado
      1 julio 2012 9:10 a las 9:10

      No es imprescindible ponerle cero, le ponés diez puntos de diferencia menos que al segundo o al tercero y ya aunque numéricamente gane estás indicando “este que ganó es una porquería”.

      • Violencia Rivas
        1 julio 2012 12:16 a las 12:16

        No entendí. Lo que quise decir, y parece que no me explique bien, que a diferencia del examen de conocimientos escrito y oral donde si se puede poner un cero porque se evalua lo que se sabe de algo, por ejemplo voy a rendir que sé de chino mandarin me ponen un cero porque no sé nada, la etapa de entrevistas siendo lo subjetiva y manipulada politicamente como es, así y todo, el cero es una nota que no se puede poner, porque el cero es nada, vacio, y una persona por el solo hecho de serlo (aunque sea abogado) no es la nada.

        • abrumado
          2 julio 2012 15:14 a las 15:14

          Se te entiende: el cero representa menosprecio.
          Pero lo que te indico es que la diferencia, cuando viene ganando en lo objetivo otro, también es una forma de desprecio.
          En fin, que es una etapa la cual debería de abolirse, porque -si ya hay cuestionamientos a los “antecedentes” y a veces a las “correcciones” y algunas veces sí son fundados-, la última es carente de toda referencia a hechos objetivos y un parecer que desvirtua el objeto propio por el cual existe el mismo Consejo que es determinar idoneidad para los cargos..

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: