Inicio > Uncategorized > Casi 9 años después, echan a los policías que balearon a Alveal

Casi 9 años después, echan a los policías que balearon a Alveal

Pasaron casi 9 años de los hechos y 3 desde la condena. Finalmente ahora el gobierno de Neuquén echó de la Policía a dos cabos que fueron condenados por el ataque a balazos contra Pedro Alveal, quien perdió un ojo.

El hecho ocurrió el 25 de noviembre de 2003, la sentencia contra los ex policías Néstor Gatica y Elías Cifuentes quedó firme el año pasado, y mediante un decreto que tiene fecha 26 de junio (aquí en pdf) pero recién se conoce ahora, el gobernador Jorge Sapag dispuso la destitución por cesantía de ambos efectivos.

Hay cuatro policías más que fueron condenados por su actuación ese día (Diógenes Martín, Laureano Díaz, Adolfo Padilla, Leonardo Calvin Díaz Pérez, ver aquí), y otro (Daniel Rechini, ver aquí) que también recibió una sentencia en su contra por haber golpeado a Alveal un año después.

De todos ellos, sólo Gatica y Rechini fueron condenados a penas de cumplimiento efectivo: 5 años y 3 años respectivamente.

Las condenas llevan la accesoria de inhabilitación. En el caso de Gatica y Cifuentes, el decreto 1250 señala que esto “constituye un insalvable impedimento para ejercer funciones policiales y para mantener la estabilidad en sus cargos”, por lo que corresponde “separar inmediatamente a los efectivos de las filas de la repartición policial”.

Alveal es un obrero ceramista que trabaja en Zanon y que tenía 20 años al momento del hecho. Participaba de una movilización en inmediaciones del estadio Ruca Che en contra de una medida dispuesta por el entonces gobernador Jorge Sobisch.

Según se demostró en el juicio oral realizado en 2009, un grupo de policías en moto que trasportaban tiradores lo persiguió varias cuadras, lo acorraló y le dispararon con escopetas desde corta distancia. El ataque está filmado.

Alveal recibió 71 impactos de postas de goma en su cuerpo, y perdió el ojo izquierdo. Herido, fue esposado, cargado a un camión y trasladado a dos comisarías, sin recibir atención médica.

Gatica fue condenado por “lesiones graves agravadas por el uso de arma de fuego”, y Cifuentes por “abuso de arma de fuego”.

  1. PETERIBI
    12 julio 2012 11:07 a las 11:07

    SR. BERTO: No es novedad para nadie la relación orgánica y funcional existente entre la policía y el sistema judicial. Hay una enorme dependencia de la policía por parte de jueces y fiscales. El solo hecho de que la investigación dependa en un 70%, por lo menos, de la policía, hace evidente su poder y capacidad de condicionamiento. Además, si consideramos que la policía depende del Gobernador, tenemos el círculo cerrado. Poder propio (con cierto grado de autonomía) y poder político que la direcciona. Y jueces y fiscales que tienen en su cabeza “el riesgo de confrontar con la policía”. El combo es altamente corrosivo para la institucionalidad democrática. A todo eso le debemos sumar la concepción ideológica y doctrinaria predominante en la policía y el gobierno (y en buena medida en jueces y fiscales), tributaria de años de autoritarismo, que se basa en considerar prima facie delincuentes a dos o mas personas que se reúnen para ejercitar el derecho de peticionar y que todo conflicto social debe ser reprimido y criminalizado (resabios de la doctrina de la seguridad nacional a escala local). Por eso es ilusorio pensar que la policía se puede autodepurar, en las actuales condiciones. Otra cuestión, que excede este post, es cómo se supera tamaño problema. Adelanto que no hay solución hasta que no se inicie un vasto y profundo proceso democratizador en la provincia, comenzando por supuesto, por el poder ejecutivo.

  2. Ivana Dal Bianco
    12 julio 2012 12:49 a las 12:49

    La impunidad alienta la impunidad
    Recién 9 años después el gobierno de Sapag firma el decreto para echar de la policía a dos de los policías que atacaron salvajemente a Pedro “Pepe” Alveal en Noviembre de 2003, con 64 impactos de bala de goma en todo su cuerpo y el estallido de su ojo izquierdo.
    La impunidad alienta la impunidad. Hoy siguen en funciones los cuatro condenados en el tercer juicio por el caso de Pepe, los policías: Diógenes Martín (jubilado), Adolfo Padilla, Luis Laureano Diaz y Leonardo Calvin Diaz Perez. No por casualidad Luis Laureano Díaz fue parte del operativo Cutral Co en Junio del 76, el mayor operativo de secuestro y detención en la dictadura militar. Padilla es el Jefe de seguridad de los Juzgados Penales que están en Santiago del Estero 44. Allí está en permanente contacto con las personas privadas de libertad, a pesar de que fue condenado por haber sido uno de los que mantuvo a Pepe sin atención medica, durante cinco horas, con su ojo sangrando y víctima de todo tipo de golpes, humillaciones, tirado en el piso de la Comisaría Primera.
    Así siguen en funciones también al día de hoy los 27 policías que fueron acusados de torturas en el juicio de la U 11, y recientemente fue asesinado en la U 11 Cristian Ibazeta, uno de los testigos principales de ese juicio.
    Poblete estaba en funciones cuando fusiló a Carlos Fuentealba, a pesar de que había sido condenado en una causa por apremios ilegales.
    Y la lista puede seguir. Eso es exclusiva responsabilidad del Gobierno Provincial.
    Basta de impunidad a los represores de ayer y de hoy

    • Jorge
      12 julio 2012 16:25 a las 16:25

      Los policias de la U11 son acusados o condenados?

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: