Inicio > Uncategorized > Sigue la crisis en la Unidad de Detención 11. Para el gobierno neuquino, la culpa es del hábeas corpus

Sigue la crisis en la Unidad de Detención 11. Para el gobierno neuquino, la culpa es del hábeas corpus

Otro día de violencia se registró en la Unidad de Detención 11. Comenzó con el presunto intento de fuga de un interno, siguió con una represión en el pabellón 3 que motivó una denuncia penal, y terminó con una recorrida de funcionarios provinciales por la cárcel quienes, por primera vez, sugirieron que los incidentes se deben al cumplimiento de una orden judicial para que se respete a las visitas durante las requisas.

Los hechos se registraron el jueves 19 a la madrugada, pocos días después de que el lunes a la noche seis internos del pabellón 1 se fugaran. Sólo dos fueron recapturados.

Según la información oficial de la policía, el interno Alexis Retamal Jara, procesado por robo calificado, logró ganar el patio del penal tras limar los barrotes de su celda en el pabellón 3. Los celadores advirtieron sus movimientos y lo recapturaron, dijo el subjefe de la Policía, Raúl Liria.

Aclaró que “primero se le dio la voz de alerta y posteriormente se disparó un tiro al aire en forma disuasiva para finalmente detenerlo”.

Luego se requisó el paballón, donde secuestraron trozos de sierras y tras los peritajes de rigor “se soldaron los barrotes y todo volvió a la normalidad”, dijo Liria.

Sin embargo, la Asociación Zainuco informó que dos defensores oficiales recorrieron el pabellón 3 y constataron que los presos habían sido reprimidos. Por ese motivo presentaron una denuncia ante el fiscal Horacio Maitini.

Los defensores Fernando Diez y Nicolás García consignaron que “los integrantes del grupo de requisa ingresaron cubiertos con máscaras de gas en la cara y con la cabeza cubierta al corredor que comunica con las celdas, ingresando a cada una de las celdas, obligando a los detenidos a tirarse al piso boca abajo, golpeándolos con palos y con las tonfas, con patadas y con golpes de puño a cada uno”.

Hablé con Diez, me dijo que los presos “están muy golpeados” y al que intentó fugarse “no lo pudimos ver porque estaba en el hospital, y cuando nos trasladamos allí, ya lo habían retirado”.

Indicó que los hechos “ocurrieron entre la 1:30 y las 2, y a los detenidos los tuvieron en el patio hasta las 7 de la mañana”. En el pabellón arrojaron gases lacrimógenos y dispararon balas de goma.

Durante la mañana de ayer, el ministro de Seguridad, Gabriel Gastaminza, el subsecretario del área, Gustavo Pereyra, y el subjefe policial Liria recorrieron la cárcel.

En declaraciones a la radio LU5, Pereyra dijo que secuestraron sierras de 8 y 10 centímetros de longitud y lo asoció con “las recomendaciones de la cámara penal de evitar las requisas en las partes íntimas de las mujeres. Estas sierras más unos profilácticos encontrados hacen pensar” que los introdujeron las visitas.

En realidad, las dos cámaras criminales dieron una orden y no una recomendación. Y consistió en que el personal de la cárcel tiene que pedir autorización judicial para hacer las requisas, pero no las prohibió (ver aquí).

Pereyra también dijo que “los detenidos están las 24 horas pensando como fugarse, no están con trabajo”. Justamente los jueces de Cámara ordenaron a la provincia que implemente “talleres de formación profesional donde los presos puedan desarrollar trabajo remunerado”, lo que tampoco se está cumpliendo.

Además, todos estos incidentes se producen justo cuando la educación de los internos está de receso y no circulan por la unidad los 35 docentes civiles que dictan clases en distintos horarios.

Anuncios
  1. Fernando
    20 julio 2012 9:37 en 9:37

    Si estan tan preocupados que compren el scanner y sanseacabó!

    • Arteche
      20 julio 2012 12:07 en 12:07

      si puede ser pero no es tan sencilla la cosa. Resulta que los scanners son fuente de radiacion y esta es perjudicial para la salud cuando se producen exposiciones altas o con mucha frecuencia, lo que constituye un factor de riesgo para el pasa por la maquina como para quien la opera. Tengo entendido, aunque sin certeza, que lo permitido por salud publica es no mas de 100 exposiciones/año para este tipo de dispositivos, lo que tambien es relativo por quien mide los efectos a largo plazo de quien se expone a esta radiacion?.

  2. Cristina
    20 julio 2012 14:04 en 14:04

    si, si, claro, el scanners trae problemas de salud, las requisas no…dejarse meter mano en una requisa te deja como si nada ¡¡¡¡ salis del cuartito de requisa relajada y con ganas de ser amiga de todos los señores policias…¡¡
    por favor……seamos sensatos las requisas de esa manera solo generan violencia, mas violencia aun, y eso es perjuidial, para las visitas y para el personal de la unidad….

  3. abrumado
    21 julio 2012 11:21 en 11:21

    visita dos veces al mes implica 24 escaneadas, y se acabó el tema.
    o querés verlo todos los viernes?
    luego, visitas sin contacto las que quieras…

    Obvio, nadie va a tomar la solución de limitar las visitas en función de la seguridad. Te caen las protestas. Tampoco de asumir que es un centro de seguridad y no un club de golf.

    Tampoco van a asumir que las “requisas” a las visitas estan mal.

    En fin, todos demuestran la incapacidad para lidiar con el problema.

    Sin contar que las visitas no son las únicas que pueden proveer drogas, cuchillas, o celulares de contrabando.

    En fin, mezclan dulce de leche con sal gruesa, y pretenden que eso lo debe comer alegremente el público.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: