Inicio > Uncategorized > Consejeros y diputados se mostraron los dientes (al sonreír)

Consejeros y diputados se mostraron los dientes (al sonreír)

En la previa, cada cual por su lado, se mostraron los dientes (aquí, aquí, aquí, y (uff) aquí). Cuando estuvieron cara a cara también se mostraron los dientes, pero sólo para sonreír. Los integrantes del Consejo de la Magistratura se reunieron hoy con los diputados de la comisión de Asuntos Constitucionales para hablar sobre la reforma de la ley que regula la actividad del organismo (hay nueve proyectos, perdón, 11, los últimos que se sumaron son este y este, gracias L.).

Si algo sobresalió del encuentro fue que los diputados atenuaron sus cuestionamientos, y los consejeros hicieron una cerrada defensa de su trabajo. Lo único que estuvieron dispuestos a aceptar fue una modificación en la etapa de antecedentes, que otorga 40 puntos.

Con Oscar Massei (representante del Tribunal Superior de Justicia y presidente del Consejo) como voz dominante, secundado por Roberto Rodríguez Bello (representante de los abogados) con este prolijo power point que manejaba desde su computadora Juan Ousset (representante del MPN) los consejeros dieron su versión sobre:

*La baja inscripción de postulantes. Sólo reconocieron ese problema para cubrir cargos en Zapala, y dijeron que están instando a los Colegios de Abogados para que interesen a sus asociados a anotarse y participar.

*Los puntajes por antecedentes. Massei atribuyó a esta etapa que después el ganador llegue con un puntaje bajo al final del concurso. “Si empieza con 6 puntos por antecedentes, aunque después saque 30 en los exámenes ya no tendrá un puntaje alto al final”, dijo.

Por antigüedad se otorga un máximo de 7 puntos, y eso “se puede rever”.

Pablo Szeinkierman (representante de la UCR) dijo que “hay que establecer pautas para dar alguna precisión” porque actualmente “cada consejero estableció su criterio”. Puso su ejemplo: “yo tomo la antigüedad a partir del momento en que asume un cargo que requiere título de abogado. Tampoco se pueden considerar todos los cartoncitos que se presenten. Algunos no tienen relación directa con el cargo que se concursa, y otros son por cursitos de dos horas”.

*La amplitud del examen técnico. Massei dijo que los candidatos no pueden esperar un examen como si estuvieran en segundo año de la facultad.

*Las entrevistas personales. Aseguraron los consejeros que los puntajes que otorgan por esta etapa “están fundamentados” y que esos fundamentos comenzarán a ser publicados en el sitio web del Consejo de la Magistratura (el diputado de UNE Raúl Dobrusín preguntó cuál era la dirección. Es esta).

“Este Consejo de la Magistratura podrá tener mil problemas, pero no hay cosas no transparentes”, afirmó Massei.

El diputado radical Eduardo Benítez fue otro que pidió más publicidad, y sorprendió José Russo (MPN) al replicar: “no todos están dispuestos a que se publiquen los fundamentos de la nota que le pusieron por la entrevista. Hay que tener en cuenta cuestiones de pudor e interés de la gente. Hay personas que retacean exponer sus cualidades personales. Una cosa es rendir un concurso y otra es la exposición pública”. Chan.

*Los costos. Los consejeros defendieron el presupuesto (para 2013 pidieron 17 millones de pesos y los consejeros cobran como camaristas, salvo el presidente).

Rodríguez Bello dijo que el sistema de viáticos que tiene Chubut “no es el mejor ejemplo” porque de los 14 integrantes “11 son empleados del Estado” y que toman como base para calcular los viáticos “el sueldo básico de los vocales del Tribunal Superior” con lo cual el costo podría ser incluso superior.

Además, afirmó que “los cuatro años de inhabilitación de la matrícula nos dan liberad para evaluar sin preocuparnos por lo que va a decir el evaluado si nos presentamos a litigar a su despacho”.

Szeinkierman tiró más números sobre la mesa: dijo que el presupuesto del Consejo de la Magistratura es el 0,16% del presupuesto de la provincia, y el 2% del presupuesto del Poder Judicial.

Como cierre, vino el power point.

Como dato destacado: el 89% de los que ganaron la etapa técnica se impusieron al final del concurso. Presentaron este número para desmitificar el peso de la entrevista personal.

¡Ah, me olvidaba! Los consejeros hablaron de sus debilidades. La falta de una política comunicacional está en primer lugar. Dijeron que la actividad del Consejo sólo se publica “en el blog de la periodista Laura Loncopan”. Gracias por la mención.

Anuncios
  1. los patos y la escopeta
    7 noviembre 2012 9:27 en 9:27

    “Hay personas que retacean exponer sus cualidades personales. Una cosa es rendir un concurso y otra es la exposición pública.”

    Si la pregunta da como resultado ésta situación ocurren dos cosas:
    (a) la pregunta es una impertinencia que ataca la vida privada -constitucional y legalmente protegida-
    (b) nadie le va a confiar un aspecto privado -soy gay, no puedo procrear, los diez primeros años como abogado me los pasé ejecutando pagarés porque no conseguía nada mejor, o viví como hij@ de papá hasta los 38 porque mi vocación por la función judicial se me despertó muy tarde “total tenemos guita en la familia”- a la mayoría de éste grupo de personas provistas de un una ignorancia profunda únicamente equiparable a sus prejuicios.

    Si no pregunta impertinencias ni las reserva para pseudo-fundamentar sus votos obviamente los “disimulos” o no tocar temas seran irrelevantes o simplemente la gente confiará en CM y en Russo y su comisión.

    “Como dato destacado: el 89% de los que ganaron la etapa técnica se impusieron al final del concurso. Presentaron este número para desmitificar el peso de la entrevista personal.”

    Confesó que uno de cada diez fué excluido porque se les dio la gana a él y a sus acompañantes.
    Ese es el problema, no se les puede dar la gana, la Constitución Nacional en su art. 28 lo prohibe y la provincial la excluye al instituir el órgano.

    Seamos realistas, ninguno quiere asumir que la elección de funcionarios y magistrados NO ES UNA CUESTIÓN POLÍTICA ni de PARECERES DE LOS QUE ESTÁN ENCARGADOS DE TRABAJARLO, sino una CUESTIÓN DE ANALIZAR LA CAPACIDAD TÉCNICA y establecer en el cargo a quien la demuestre -ni siquiera la posea, que para eso están las universidades, no un organo selector de personal-.

    Es un “dialogo” de sordos.

  2. patricio
    7 noviembre 2012 12:05 en 12:05

    “cursitos de dos horas”, me gustaria que el Consejero después de 30 años de carrera, hiciera cursitos de dos horas!

  3. si...
    7 noviembre 2012 13:28 en 13:28

    Soy el mismo de “los patos…” leyendo tus referencias a otros post se me ocurrió respecto a ese ONCE POR CIENTO DESECHADO POR QUE SE LES DIÓ LA GANA que podríamos pedir que se publiquen los examenes; eso lo dijeron en una de las opiniones, la transparencia es también para los que examinan “técnicamente” y además echará luz sobre la participación posterior de éstos siete frente y su capacidad para entrevistar.

  4. Hector Luis Manchini
    7 noviembre 2012 13:30 en 13:30

    El Código de Ética para abogados de la provincia de Buenos Aires y el de la provincia del Neuquén se encargan de reglar la necesaria imparcialidad de los jueces. En efecto en el artículo 22 de cada norma bajo el título Nombramiento y actividad de magistrados. Aspiración a la magistratura se prescribe, “El deber de los abogados es procurar por todos los medios lícitos que el nombramiento de magistrados se haga en consideración exclusiva a sus aptitudes para el cargo y que los jueces se contraigan a su función, apartándose de actividades distintas a la judicatura, que impliquen el riesgo de comprometer su imparcialidad o disminuyan la jerarquía de su investidura. La aspiración de los abogados al desempeño de funciones judiciales, debe estar inspirada en una estimación imparcial de su idoneidad para aportar honor al cargo, y no por el deseo de obtener las distinciones y ventajas que el cargo pueda significar” (( Unif. 18, N.Y. 2 )”.- En suma en el artículo 22 de las normas éticas precitadas se remarca a los abogados que aspiren a desempeñar la función jurisdiccional y ese anhelo llegue a concretarse al ser designados jueces, que en tal caso deben contraerse a la función que ejercen apartándose de cualquier actividad que pueda de alguna manera comprometer su imparcialidad. El juez es el hombre solo, debe retacear amigos, no asumir compromisos sociales, financieros, etc., las deudas debe cubrirlas rigurosamente, no puede asistir a salas de juego, etc.- Quien no acepte esta vida austera, privada de halagos y honores que turben su independencia, no puede ser juez. Por supuesto que el precio es duro pero debe pagarse sin lugar a dudas. Así los organismos encargados de seleccionar a los magistrados deben poner especial atención en designar aquellos hombres y mujeres del derecho que demuestren un máximo apego por los valores, por la vida sencilla, se muestren como personas buenas, esto es que se deberá exigir en todos los casos, no sólo excelencia técnica, sino también idoneidad moral. Sobre el punto se ha dicho: “La sentencia es una operación humana de la inteligencia y de la voluntad. Su valor será, pues, el valor que puedan atribuirle esa inteligencia y esa voluntad. Valdrá lo que el juez que la dicte valga como hombre, en su más profundo significado intelectual y moral. Por lo tanto, de la elección de esos hombres depende la suerte y calidad de la justicia. Ésta será buena, si la ley, la intención y la preocupación del político hacia la calidad institucional de la entera democracia, llevan a elegir hombres buenos e idóneos. Será mala, si los procedimientos y las desaprensiones autorizan a elegir hombres malos y mediocres. El problema de la elección del juez resulta ser, en definitiva, el problema de la justicia.”( http://www.revistacriterio.com.ar ).- En suma el abogado que aspire a la magistratura debe contar con cualidades técnicas de excepción, tener absoluta convicción sobre la observancia estricta de los códigos de ética y aceptar sin peros ni condiciones una forma de vida prudente, austera, rigurosa. Por supuesto que el precio es duro, pero debe pagarse sin lugar a dudas en todos los casos si se pretende ser un buen juez.
    Sr Berto: Pido que no se borre como el anterior. Se pide justicia independiente, jueces probos y cuando se intenta dar una guía. La censura es imolacable

  5. e garcía - viejo y judicial
    7 noviembre 2012 17:00 en 17:00

    Que importante es que la Legislatura y el Consejo de la Magistratura se reúnan para comenzar un debate serio sobre la importante tarea de designar magistrados y funcionarios del Poder Judicial, me parece que es la única e irrenunciable manera en la cual se debe hacer política de estado en forma seria, debatiendo e intercambiando opiniones seguramente se llegara a conclusiones fructíferas.
    Con relación al titulo de la nota, me parece que las sonrisas a la que refiere el columnista es lo que corresponde a gente que tiene la responsabilidad de legislar y designar jueces y funcionario, lo contrario hubiera sido lamentable y hablaría muy mal de los representantes de la política. Apostemos a esta forma de crecer institucionalmente.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: