Archivo

Posts Tagged ‘cámara oculta’

Ex diputado condenado a indemnizar a otro por declaraciones ofensivas. Fallo completo

13 abril 2012 7:36 Deja un comentario

La justicia civil condenó al exdiputado Horacio Rachid a indemnizar con 15.000 pesos al también exdiputado Jorge Taylor, por “públicas afirmaciones injuriosas” que formuló el 12 de diciembre de 2002, en pleno escándalo de la cámara oculta.

La sentencia fue unánime, dictada por la sala II de la Cámara Civil, integrada por Patricia Clerici y Federico Gigena Basombrío. Todavía no está firme.

Taylor también lo demandó por otras declaraciones que Rachid formuló en su contra el 26 de junio de 2004, pero para entonces ya era diputado y gozaba de la “inmunidad de opinión” con que la Constitución provincial protege a los legisladores.

En cambio los dichos de diciembre de 2002 los formuló en su carácter de dirigente político ya que aún no había sido electo diputado por un partido aliado al MPN.

En esa época se supo que Taylor había filmado con cámara oculta al entonces gobernador Jorge Sobisch y al exdiputado Osvaldo Ferreyra, durante un presunto intento de coima.

El fallo dice que Rachid “actuó con grave negligencia, casi temerariamente, al referirse (a Taylor) como ‘coimero profesional’, ‘ruin’, e ‘infame’ lo cual resulta un exceso y no puede discutirse la entidad objetivamente agraviante” que tienen esas expresiones.

Añade la sentencia que “aún cuando consideráramos que no hay dolo, sí encontramos culpa, desde el momento que el accionado (por el exdiputado aliado al sobischismo) no podía desconocer la ofensa que importa para cualquier persona que se lo tilde con aquellos apelativos”.

El fallo aclara a continuación que la derogación de los delitos de calumnias e injurias del Código Penal “no tiene gravitación en la normativa civil” ya que “está dirigida a proteger las opiniones emitidas sobre asuntos de interés público”, pero “ello no importa que el responsable de tales dichos no pueda ser condenado a reparar el daño causado con sus expresiones, ya que nadie tiene derecho a dañar injustamente a otro”.

Para fijar el monto de la condena en 15.000 pesos, los jueces tuvieron en cuenta “la difusión masiva a nivel provincial” de los dichos de Rachid,  y que podría haber expresado su desacuerdo con Taylor “utilizando otros términos” y con “mayor prudencia y decoro”. Pero también sopesaron “el carácter de hombre público” de Taylor, “que supone una mayor exposición consciente y voluntaria a sufrir descalificaciones”.

FALLO TAYLOR RACHID

Share

Tribunal Constitucional español prohíbe el uso de la cámara oculta en periodismo. Fallo completo

6 febrero 2012 12:23 Deja un comentario

Leo en El País: “La Sala Primera del Tribunal Constitucional ha declarado por primera vez “ilegítimo” el uso de cámaras ocultas en el ámbito periodístico y ha asegurado que la utilización de estos medios de grabación está constitucionalmente prohibida al margen de la relevancia pública del objeto de investigación.

El alto tribunal asegura que este método de grabación mediante dispositivo oculto “se basa en un ardid o engaño que el periodista despliega simulando una identidad oportuna según el contexto”.

La resolución se pronuncia sobre el caso de una periodista contratada por la productora Canal Mundo Producciones Audiovisuales que acudió a la consulta de una esteticista y naturista haciéndose pasar por una paciente. Durante la cita, que se celebró en la vivienda que la esteticista tenía destinada a consulta, la periodista grabó a su entrevistada su voz e imagen por medio de una cámara oculta. Dicha grabación fue cedida a la Televisión Autonómica de Valencia, que la emitió en el programa PVP, donde, además, se celebró una tertulia sobra la existencia de falsos profesionales en el mundo de la salud e, incluso, se puso de manifiesto una condena penal años atrás a la citada esteticista por haber actuado como fisioterapeuta sin tener la titulación para ello”.

SENTENCIA TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

Share

Nueve años de la cámara oculta, la causa que cambió al Poder Judicial de Neuquén

9 diciembre 2011 8:53 5 comentarios

El expediente de la cámara oculta, de cuya foja 1 se cumplen 9 años, atravesó los despachos de casi todos los magistrados y funcionarios del fuero penal de Neuquén capital. Como un talismán, luego del contacto con la causa muchos tuvieron un ascenso; otros fueron al destierro. Sus efectos perduran hasta hoy y se proyectan sobre el futuro. No por casualidad, cuando al ex gobernador Jorge Sobisch lo filmaron con cámara oculta estaba intentando imponer a tres abogados de su confianza en el Tribunal Superior de Justicia. No lo pudo hacer en ese momento, pero sólo sería cuestión de tiempo.

Los planes de Sobisch para controlar el Tribunal Superior comenzaron a vislumbrarse en diciembre de 2001. Su objetivo, como él mismo admitió, era evitar que volvieran a pasearlo por los juzgados acusado de presuntos hechos de corrupción. Los números en la Legislatura, que presidía Jorge Sapag en su carácter de vicegobernador, no le eran favorables y en ese contexto se produjeron sus charlas con el entonces diputado radical Jorge Taylor, quien se aprestaba a renunciar porque había migrado a Recrear. Sobisch quería convencerlo de que antes de irse diera el quórum que necesitaba para imponer a sus candidatos a vocales.

Taylor filmó con cámara oculta esas conversaciones con Sobisch y Osvaldo Ferreyra, por entonces vicepresidente de la Legislatura, en las que se habla de un ofrecimiento de dinero (en Lecop) y créditos. Algunos tramos del video fueron difundidos por televisión y el 7 de diciembre de 2002 quien era fiscal de Delitos contra la Administración Pública, Pedro Telleriarte, abrió de oficio una investigación que todavía no llegó a juicio. Tuvo como imputados a Sobisch (luego sobreseído por la Corte Suprema), Ferryra, el ex asesor Martín Segovia y el ex funcionario Eduardo Carbajo.

Segovia entró al caso acusado de haber ofrecido dinero a una escribana a cambio de un acta antedatada que supuestamente Ferreyra pensaba utilizar para acusar a Taylor.

Al día de hoy, Ferreyra y Segovia son los únicos que siguen involucrados en la causa y a la espera de juicio oral.

La imputación de Telleriarte recayó en el despacho del juez Juan Gago, quien se apartó. Lo recibió entonces el ex juez Roberto Abelleira, quien sobreseyó a todos los imputados. (Abelleira fue luego ascendido a fiscal de Cámara y a juez de Cámara aunque nunca llegó a asumir el cargo, y se jubiló).

La fiscalía apeló el sobreseimiento y el expediente subió a la Cámara Primera que lo revocó sólo en parte ya que dejó firme el sobreseimiento de Sobisch. Fue un fallo por mayoría: a favor votaron Jorge Sommariva y Roberto Fernández y en contra lo hizo Cecilia Luzuriaga.

Hubo una nueva apelación fiscal, firmada por Telleriarte y Ricardo Mendaña, y el caso llegó al Tribunal Superior. Para entonces Sobisch había sido reelecto con una cómoda mayoría legislativa que le permitió instalar en el TSJ a Sommariva y Fernández. Más tarde les sumó a Eduardo Badano, quien ya como vocal del Tribunal, votó por mantener el sobreseimiento del gobernador.

Entre tanto, el ascenso de estos tres camaristas a vocales del Tribunal Superior provocó un corrimiento de cargos que, sumado a la creación de numerosos juzgados, fiscalías y defensorías en toda la provincia, permitió consumar lo que se conoce como la colonización del Poder Judicial.

Decenas de magistrados y funcionarios ingresaron o tuvieron ascensos meteóricos sin concurso y, en muchos casos, sin control legislativo, porque la legislación lo permitía.

Volvamos a la cámara oculta. Mendaña, fiscal de Cámara, y Alberto Tribug, fiscal del TSJ, lograron que el expediente llegara a la Corte Suprema.

En 2004, Tribug estuvo a punto de ir a juicio político. Mendaña fue sometido a un jury escandaloso y destituido (años después la sentencia sería anulada). En ambos casos la acusación la presentó el ex diputado Oscar Gutiérrez, ultrasobischista.

El tiempo siguió pasando y se ingresó en una zona roja: la causa de la cámara oculta estaba a punto de prescribir. Ya había otro fiscal al frente: Pablo Vignaroli, un ex deudor incobrable del Banco Provincia de Neuquén (Telleriarte había recibido lo que en esa época se llamaba un entierro de lujo: el ascenso a defensor de Cámara).

Vignaroli pidió la indagatoria de Ferreyra y Segovia, pero no había quien las tomara: ocho jueces se excusaron, la mayoría por amistad con Segovia. Algunos habían ascendido al puesto de magistrado en estos años de fenomenal recambio.

Por orden de la Cámara de Apelaciones las indagatorias las tomó Humberto Mazzitelli, quien elevó la causa a juicio días antes de jubilarse.

En cuanto a Vignaroli, fue ascendido a fiscal de Cámara y en 2008 se excusó de seguir interviniendo por amistad con Segovia, cuya indagatoria había pedido antes.

Tantos magistrados habían intervenido a lo largo de los años que no había quién realizara el juicio oral contra Ferreyra y Segovia, porque todos ya habían opinado o se habían excusado. Se logró reunir a tres: José Andrada, Héctor Dedominichi y Dardo Bordón. El primero de ellos se jubiló, de modo que habrá que reemplazarlo si se intenta hacer el juicio en 2012.

La frase

Sin saber que lo estaban filmando, Jorge Sobisch pronunció una frase que transparenta todo lo que sucedió: “yo salí de acá (de la gobernación que ejerció entre 1991 y 1995) pobre, hecho un desgraciado, y me pasearon por todos los juzgados. Entonces uno empieza a tener miedo. En el buen sentido de la palabra”.

Volvió al gobierno en 1999 y dos años después puso en marcha lo que ha sido descripto como un proceso de colonización del Poder Judicial. En diciembre de 2001, cuando el país estaba asolado por corralito y cacerolazos, desplazó a dos de los cinco vocales históricos del Tribunal Superior de Justicia: a Fernando Macome le dio por decreto una jubilación de privilegio, a Rodolfo Medrano lo presionó con un posible cambio en la ley de jubilaciones. Un tercero, Armando Vidal, se fue solo con su salud quebrada.

De inmediato envió ternas de reemplazantes, tal como contemplaba la Constitución vigente en esa época. Las encabezaban su ex abogado personal Juan Angiorama, el ex ministro felipista Carlos Silva (“amigo mío de toda la vida”, según dijo ante la cámara oculta) y Marcelo López Mesa (“me lo vendió el ministro Alfredo Pujante”, reveló también ante la cámara).

La resistencia que generaron las postulaciones impidió que Sobisch reuniera los 19 diputados que necesitaba (de acuerdo con el sistema vigente antes de la reforma constitucional) para habilitar la sesión secreta en la cual sus candidatos serían ungidos en las vocalías.

La Legislatura, que en ese entonces presidía Jorge Sapag, quedó paralizada. El bloque del MPN sobischista, que contaba con 14 votos, logró la adhesión de tres menemistas (Carlos Asaad, Carlos Machi y Marité Berbel) y un radical (Rubén Vandalda). El diputado 19, creyó Sobisch, podría ser Taylor. Por eso lo llamó para conversar.

Share

Otra vez suspendieron el juicio por la cámara oculta

11 octubre 2011 12:23 Deja un comentario

Esta vez fue a pedido del querellante Jorge Taylor, a raíz de la revocación del sobreseimiento del otro imputado, Martín Segovia (ver aquí y aquí con la resolución completa).

El juicio iba a comenzar el jueves 13 con un solo imputado, Osvaldo Ferreyra, presidente del bloque de diputados del MPN al momento del hecho.

El pedido de la querella, formulado a través de su abogado Ricardo Mendaña, fue por la conveniencia de juzgar a los dos imputados juntos.

La nueva fecha del juicio oral se conocerá cuando quede firme la resolución del Tribunal Superior de Justicia que revocó el sobreseimiento de Segovia.

Más antecedentes, aquí.

Share

“La aplicación de la insubsistencia debe ser restrictiva”. Resolución completa en la causa de la cámara oculta

6 octubre 2011 13:22 Deja un comentario

De lo que surge del presente Acuerdo, SE RESUELVE: I.- HACER LUGAR al recurso de casación deducido por Dr. Juan Manuel Salgado, apoderado de la parte querellante II.- CASAR la resolución nº 145/2010 dictada por la Cámara en lo Criminal Segunda de esta Circunscripción. revocando el sobreseimiento dictado respecto de C. M. S., de demás circunstancias personales obrantes en autos, por errónea aplicación de la doctrina de la insubsistencia de la acción penal.

ACUERDO INSUBSISTENCIA

La cámara oculta tiene nueva fecha de juicio oral

3 agosto 2011 20:01 2 comentarios

El juicio por el caso de la cámara oculta tiene nueva fecha de realización: será el 13 de octubre y con un solo imputado, el ex legislador Osvaldo Ferreyra. En paralelo, el Tribunal Superior de Justicia debe resolver la situación del ex asesor Martín Segovia, cuyo sobreseimiento fue apelado.

El caso de la cámara oculta comenzó en noviembre de 2002 cuando el ex diputado Jorge Taylor filmó con cámara oculta al entonces gobernador Jorge Sobisch y a Ferreyra, quien era el presidente del bloque del MPN. En esa oportunidad, de acuerdo con la acusación, le hicieron un ofrecimiento a cambio de que diera el quórum legislativo que el gobierno necesitaba para imponer sus ternas de candidatos a vocales del Tribunal Superior.

El juicio estará a cargo de la Cámara Criminal Segunda, integrada por José Andrada, Héctor Dedominichi y Dardo Bordón (subrogante).

Como fiscal actuará María Dolores Finochietti, los querellantes serán Ricardo Mendaña y Gustavo Palmieri, mientras que Ferreyra tiene por ahora un defensor oficial, Carlos Acquistapacce. Hay cinco testigos citados a declarar.

La causa estuvo a punto de llegar a esta instancia de juicio oral el 21 de setiembre del año pasado pero se postergó sin fecha por la enfermedad de uno de los camaristas.

En esa época, la Cámara sobreseyó a Segovia por insubsistencia de la acción penal.

Contra esa resolución la querella presentó un recurso de casación que está en estudio del Tribunal Superior. Los abogados de Taylor pidieron exponer sus argumentos en una audiencia oral, y están esperando que le fijen fecha.

La estrategia de la querella es que Ferreyra y Segovia sean juzgados en conjunto porque consideran que existe una estrecha vinculación entre los hechos que les atribuyen.

Share

Algunas novedades en viejas causas que se tramitan en el Poder Judicial neuquino

5 julio 2011 12:18 2 comentarios

Cámara oculta: Esta causa comenzó en 2002. El Tribunal Superior de Justicia tiene para resolver un recurso de casación presentado por la querella contra el sobreseimiento de uno de los imputados, Martín Segovia.

El sobreseimiento fue dispuesto en agosto de 2010 por la Cámara Criminal Segunda, como se informó aquí.

Los nuevos querellantes que representan al ex diputado Jorge Taylor, Ricardo Mendaña y Gustavo Palmieri, pidieron ampliar argumentos en una audiencia in voce que por ahora no tiene fecha.

El 21 de setiembre de 2010 iba a realizarse el juicio otra contra el otro imputado, Osvaldo Ferreyra, pero se suspendió por enfermedad de uno de los jueces de la Cámara (ver aquí).

Zona liberada: Esta causa empezó en 2006. El Tribunal Superior de Justicia debe resolver un pedido de inconstitucionalidad del defensor de Jorge Sobisch, Ricardo Cancela, contra el artículo 313 del Código Procesal Penal que permite llegar a juicio con la sola acusación de la querella.

El tema ya fue resuelto por el juez que debe hacer el juicio, Alejandro Cabral, en marzo (ver aquí) pero la defensa fue en casación al TSJ.

Fuentealba 2: Esta causa empezó en 2007. La última resolución del Tribunal Superior de Justicia (con un voto muy crítico hacia la querella y muy suave hacia la fiscalía) quedó firme, por lo que la causa volverá al juzgado de origen y la rueda comenzará a girar otra vez. ¿Pedirán de nuevo la indagatoria de Sobisch? Los antecedentes, aquí y aquí.

El denominador común de todos los expedientes es que involucran a figuras del poder político y avanzan con el único impulso de la querella.

(La foto es meramente ilustrativa).

Share

A %d blogueros les gusta esto: